Siete años de prisión para los autores del robo al hotel alojamiento Secretos

Judiciales 23 de agosto de 2019
El hecho ocurrió en octubre de 2018. Ambos delincuentes sorprendieron a una pareja, la amenazaron con armas de fuego y la mantuvieron cautiva hasta que escaparon del lugar. Una vez detenidos, uno de ellos intentó fugarse del hospital.
WhatsApp Image 2019-08-23 at 17.27.47
Siete años de prisión para los autores del robo al hotel alojamiento Secretos

Mediante juicio abreviado, la Cámara en lo Criminal y Correccional de 6º Nominación sentenció a Sergio Alejandro Aguero Antonio Osvaldo Lorca a la pena de siete años de prisión por el hecho de robo y privación ilegítima de la libertad perpetrada por ambos en el hotel alojamiento "Secretos" en octubre de 2018.

El caso, que fue investigado por la Fiscalía I de Alta Gracia, tomó estado nacional, no solo por lo cinematográfico del intento de fuga y la detención; sino también porque una vez detenidos, uno de los delincuentes intentó huir del hospital saltando desde la ventana con una soga armada con sábanas. 

Aguero, de 21 años de edad, no tenía antecedentes al momento de la detención y argumentó que fue parte del hecho delictivo porque se "había quedado sin trabajo". Está imputado como "Coautor de privación ilegítima de la libertad calificada, robo calificado por escalamiento y por el uso de arma de fuego operativa (primer hecho) y autor de evasión en grado de tentativa (segundo hecho) todo en concurso real".  

"Coautor de privación ilegítima de la libertad calificada, robo calificado por escalamiento y por el uso de arma de fuego operativa (primer hecho) en concurso real", fue la calificación legal para Lorca, en tanto, quien tiene tantas causas en su haber como DNI. 

Ambos reconocieron los hechos tal cual fueron descriptos, pidieron disculpas por lo que hicieron, y prometieron cambiar. Algunos de estos detalles fueron tenidos en cuenta por la Cámara para determinar el tipo de pena. Además, se valoró la posibilidad de que se reinserten en la sociedad ya que ambos quieren seguir estudiando, y fundamentalmente la colaboración que tuvieron con la Justicia tras la confesión de lo sucedido.

El hecho

El violento hecho ocurrió alrededor de las 3 de la mañana del 28 de octubre de 2018. Aquella noche, ambos saltaron una tapia de aproximadamente 2 metros, se escondieron detrás de los arbustos y sorprendieron a una pareja que intentaba ingresar a la habitación N° 2. 

La maniobra fue percatada por una empleada del lugar, quien a través de las cámaras, vio cuando los sujetos los amenazaban con armas de fuego y les ordenaron entrar a la habitación. 

"No te vamos a hacer nada", le dijo uno de ellos al hombre, a quien lo obligaron que se tirara al piso y luego le pidieron el documento. Se dirigieron al baño, le sacaron una foto, y lo amenazaron con buscarlo y cobrarse en caso de que los denunciara. 

Posteriormente, se apoderaron de poco más de 200 pesos y mantuvieron a la pareja cautiva por buena cantidad de tiempo. 

La empelada, que había observado la situación, llamó inmediatamente a la Policía, por lo que a los pocos minutos dos móviles policiales estaban en el lugar. 

El jefe de la Patrulla fue quien llamó a la habitación y se percató que ambas personas estuvieran bien. Al sentirse descubiertos, los delincuentes huyeron. Uno de ellos saltó el muro y fue atrapado a los pocos metros; el otro fue aprehendido en el ingreso vehicular. 

Debido al golpe que recibió el menor de los delincuentes al saltar la pared, fue derivado al Hospital illia.

Intento de fuga

Instalado y esposado en la habitación N° 13 (en el primer piso) Aguero era custodiado por personal policial.

Sin embargo, aprovechó los minutos que el uniformado lo dejó solo para abrir las esposas a través de una parte del cierre de su campera que utilizó como llave.  

Luego, hizo varios nudos con las sábanas, salió por la ventana y descendió hasta el patio interno de la planta baja. 

Allí fue visto por personal de limpieza del nosocomio, quien dio inmediato aviso a la Policía y pudo ser detenido antes de que se diera a la fuga.

Por este hecho, el delincuente  fue imputado, además de "Evasión en grado de tentativa".

Doble, triple y más personalidades

Un curioso dato que se desprende de la investigación es que el hombre de 54 años, quien dijo llamarse y Rubén Darío Canavessio o Antonio Osvaldo Lorca, tiene cuatro documentos en su haber; es decir, un abanico de nombres y personalidades. Además, de varios antecedentes que lo vinculan a hechos de similares características por lo que ya había sido condenado. 

Fue declarado coautor responsable de los delitos de "Robo Calificado por el empleo de Armas Reiterado -veintidós hechos, y Tenencia Ilegal de Arma de Guerra", por lo que fue condenado a ocho años de prisión. Además, se le había impuesto la pena pena de tres años y seis meses de prisión, y finalmente la Cámara del Crimen de la ciudad de Deán Funes unificó ambas condenas en la pena única de once años y seis meses de prisión, lo que se sumará a la reciente determinación de la Justicia. 

Boletín de noticias