Argentinos por el mundo: lo dejó todo por amor

Argentinos por el mundo 15 de mayo de 2019
Marcela cuenta su experiencia sobre lo que se sintió marcharse del país para acompañar a su pareja, con quien hoy comparte un hogar. Forma, además, con otras 1500 mujeres una familia de patriotismo en "Mamás argentinas en el exterior".
Ver galería mar
1 / 2 - Argentinos por el mundo: lo dejó todo por amor

Marcela Velázquez, se animó a compartir un pedacito de su historia  con Mi Valle, agregando más capítulos a la sección de "Argentinos por el mundo". Un día tomó la decisión de marcharse del país decidida a acompañar a su pareja, con quien en ese momento llevaban 4 años de noviazgo, abandonando todo a lo que estaba tan apegada.

"Un día decidí irme a Buenos Aires a estudiar teatro con Raúl Serrano. Cuando estaba allá salí con una amiga, fuimos a cenar al centro, y la verdad fue de casualidad por que tenía planes distintos para esa noche. Ahí mismo conocí a un italiano y formamos un lindo grupo de amigos" relató Marcela.

A pesar de que no se enamoró a primera vista, hoy hace 20 años que están juntos:  "al principio nos hicimos buenos amigos, fue una amistad muy linda y natural. Después empezaron a formarse las parejas en el grupo. Mi amiga con la que salí aquella noche se juntó con el otro italiano que se encontraba en el lugar ese día, y yo con él".

En 2002, cuando se encontraba en plena crisis en Argentina y luego de cuatro años de noviazgo, Marcela decidió irse a vivir a Italia, no por una cuestión económica debido a la situación por la que estaba pasando Argentina en ese momento, sino por amor: "¿por qué no nos vamos?" me dijo, y a pesar de que a él le encantaba Argentina tuvo que optar por irse a Roma porque, podía ser riesgoso en cuanto a la estabilidad económica que se quede acá", relató. 

Tomar esta decisión fue lo más difícil: "Un día me llamo dándome la noticia de que había comprado la casa y a mí me agarraron millones de emociones. Apenas cortó me largué a llorar, Por un lado pensaba "que hermoso", pero por el otro sabía que toda mí vida iba a cambiar y en ese momento me nació una argentinidad muy grande. Tuve que poner en una balanza todo lo que ganaba y todo lo que perdía, y tome la decisión de irme a Roma por amor y quieras o no la vida cambia. Luego de venir estuvimos dos años más de novios y después nos casamos, y a los 6 años nació Federica, actualmente tiene 9 años".

marce boda

marce famili
Para Marcela los primeros años en Roma fueron muy difíciles, "Había perdido un trabajo en donde me respetaban, me escuchaban, acá no tenés esa simplicidad de salir e irte a tomar unos mates a la casa de una amiga o de una pariente, mi vida es casa-familia familia-casa".

En cuanto al tema laboral cuenta que nunca le costó conseguir empleo, desde hace 10 años trabaja en un colegio secundario: "ahí dirijo teatro español, siempre tratamos de buscar españoles, pero yo meto a algunos autores argentinos de vez en cuando, siempre con mi argentinidad".

Su primer empleo

Su primer empleo tuvo que ver con una relación circunstancial, que luego se transformó en un contacto por demás importante: "cuando llegué no hablaba bien el idioma y un día estaba en un mercadito callejero y me crucé con una cubana, cuando la escuche hablar español fui a hablarle y le comenté que estaba por venirme a vivir acá, y ella me dijo: "bueno, cuando vengas llamame", y apenas vine la llamé y ella me consiguió mi primer trabajo".

"Aquel trabajo consistió en entretenimiento de niños en la playa; cuando llegaba ponía música, les hablaba con un megáfono e inventábamos juegos, pintábamos, de todo un poco. Ellos fueron los primeros que me enseñaron a hablar el idioma", manifiesta.   

maerce teatro
marce teatro Argentina
Argentina siempre presente

Además de las anécdotas que se cuentan de a docenas y de los proyectos que siguen estando más que presentes en su vida, Marcela cuenta una experiencia muy particular que vive junto a otras mujeres, formando una "familia de patriotismo": "Pertenezco a un grupo que se llama "Mamás argentinas en el exterior" somos unas 1500. Es un grupo muy hermoso, con quienes nos juntamos una vez al año. Las que estamos en Europa, elegimos un lugar, el primero se hizo en Roma hace como 6 o 7 años atrás y todos los años se hace en un lugar distinto".

"Cuando nos juntamos revolucionamos el lugar donde vamos, se trata de un fin de semana solas, sin  maridos, sin hijos, sin nada. Nos vamos dos días a disfrutar, emocionarnos, gritar, a bailar, Rodrigo, La Mona, nos sacamos por completo. Nos vestimos de Argentina, nos ponemos verdes de todos los mates que tomamos"

marc

En cuanto a lo económico, Marcela aseguró que económicamente se vive mucho mejor, y que es mucho más barato el costo de vida, "no somos ricos, pero me di cuenta que las posibilidades que tenes acá no están en Argentina. Siempre que vamos a Argentina tengo que comprar lo mas que pueda acá para llevar, ya que es todo mucho, pero mucho mas barato", sin embargo a pesar de tener diferentes comodidades afirma que las relaciones amistosas son casi nulas, "la gente es muy cerrada y es muy difícil hacer amistades".