Mendoza: un asalto de película

Nacionales 14 de marzo de 2019
Ladrones ingresaron a una financiera con "el plan perfecto" en sus manos. Se llevaron 400 mil pesos. Ocurrió en San Rafalel.
el robo2
San Rafael: un asalto de película

Los ladrones tenían bajo la mira a la Organizacion Russo -ubicada en San Rafael- con un plan perfecto, ideado sin algún tipo de falla. Bajaron por un boquete en el techo que salía justo a la caja fuerte, desactivaron la alarma, y se fueron con 400.000 pesos mas algunos otros valores. El robo sucedió el domingo por la madrugada en Mendoza. 

Por el nivel de complejidad con que ejecutaron el hecho delictivo, y en particular por la precisión con la que actuaron, tanto investigadores como propietarios están convencidos de que los delincuentes tenían información más que detallada.

“Desde que pudieron entrar, un minuto les tomó desactivar la alarma y romper las cámaras y después se dedicaron a trabajar con total tranquilidad”, comentó Ariel Russo, uno de los dueños de la Organización 

el robo

En el local funciona una financiera, a su vez también es el centro donde la familia converge el negocio de los distintos tipos de emprendimientos que lleva a cabo. 

Mientras el robo se realizaba, el personal del sistema de monitoreo de alarmas rondo por el lugar, dio aviso que no notaba "nada raro" y se retiró del sitio. Al cabo de unas horas dieron la alerta, por el motivo que la alarma no se conectaba a ala red de monitoreo. 

“El golpe fue muy preciso porque la habitación donde está la caja fuerte no es de acceso público y bajaron justo encima de la caja de seguridad” afirmó Russo  a los medios locales. 

Y luego agregó: “Las oficinas son el centro neurálgico. Por ejemplo, parte del dinero era del cobro de los alquileres que se guardó el fin de semana y el lunes lo íbamos a ir a depositar a primera hora, como hacemos siempre. Acá alguien nos entregó o tuvieron inteligencia previa”.

Los ladrones ingresaron a las oficinas de la Organización con todo su cuerpo cubierto, hasta con guantes que cubrian sus manos, evitando así  dejar algún tipo de huella dactilar. Además, llevaban todo tipo de herramientas para cortar metal y acceder a una de las secciones de la caja de seguridad, donde se encontraba el efectivo ya también algunos cheques. 

“La caja fuerte es grande y se las bancó bastante bien; estoy convencido de que se quedaron sin disco y por eso no pudieron seguir cortando”, comentó el empresario.

Aunque sus rostros no se lleguen a ver, hay cámaras de edificios vecinos que lograron capturar a los ladrones, y poder tener algunos indicios de sus físicos.

“Una cámara muestra cuando se descuelgan del techo, y otra los alcanza a tomar desde un ángulo más alejado pero también se ve”, indicaron fuentes allegadas a la investigación.

“Hemos sufrido la rotura de vidrios otras veces y tres intentos de robo e íbamos haciendo arreglos para mejorar la seguridad. Esta es la primera vez que nos pasa algo de esta magnitud”, se lamentó Russo.