Venezuela: el Chavismo entre el sueño y la realidad

Internacionales 12 de marzo de 2019 Por
Hubo varias muertes a causa de un apagón que duró días. "Este es un ataque contra el gobierno, un ataque contra la gente", aseguro Maduro.
agua3
Venezuela: el Chavismo entre el sueño y la realidad

La mayor parte de Venezuela estuvo más de 20 horas sin servicio eléctrico después de que una interrupción masiva dejara a más del 70% del país sin el servicio. 

Los apagones se han convertido en algo cotidiano en este país a medida que la crisis económica empeora, pero una de estas magnitudes es rara.

La inflación desenfrenada y la escasez de alimentos se han apoderado de Venezuela y miles han huido a los países vecinos a medida que la agitación política y las tasas de delincuencia se han disparado.

Esto dejó a los habitantes sin la posibilidad de recurrir a comercios, estaciones de servicio, transporte público e incluso interrumpió muchas operaciones que se estaban llevando a cabo en salas de hospitales a lo largo del país, o en algunos casos, hubo pacientes que ni siquiera pudieron ser atendidos.

caracas4
caracas5
“Hubo cuatro muertes en hospitales, Una muerte tuvo lugar en el Hospital Magallanes y otra en el Hospital Universitario. A pesar de que ambos hospitales tenían electricidad “hubo algunas falencias”, declaró Mauro Zambrano, representante del sindicato de hospitales y clínicas de Caracas.

“Las otras dos muertes ocurrieron en el Hospital de Niños y en el Hospital Miguel Carreño donde perdió la vida una bebé prematura”, agregó Zambrano.

Estos datos son los que se difundieron oficialmente, a pesar de que se sabe, por la misma gente a través de denuncias públicas e incluso por redes sociales, que ha habido más muertes a causa del apagón masivo a lo largo y ancho de todo el país.

“Los generadores no pueden hacer funcionar los hospitales, a pesar de que el personal hace todo lo que puede, tenemos hospitales con salas de operaciones en las que el 80% no funcionan, los equipos médicos no funcionan”, continuó Zambrano. 

 

“Este es un ataque (contra) el gobierno, este es un ataque (contra) la gente y hay comunidades que en menos de 15 minutos ya habían salido a protestar y cerrar calles”, dijo el ministro de Electricidad Luis Motta Domínguez.

“La gente generalmente espera hasta que se restablezca el servicio. Entonces, ésto verifica y confirma que fue planificado previamente”, aseguró.

Luego del suceso, Maduro publicó en Twitter: “La guerra eléctrica anunciada y liderada por el imperialismo estadounidense contra nuestro pueblo será derrotada. Nada ni nadie puede vencer a los pueblos de Bolívar y Chávez. ¡Máxima unidad de los patriotas!”.

El secretario de Estado de EE.UU, Mike Pompeo, le devolvió el golpe a Maduro y lo culpó por la situación.

“El apagón y la devastación que lastima a los venezolanos comunes no se debe a EE.UU. No se debe a Colombia. No es a Ecuador ni a Brasil, a Europa ni a ningún otro lugar. La falta de energía y el hambre son el resultado de la incompetencia del régimen de Maduro”, tuiteó Pompeo.

“Las políticas de Maduro solo traen oscuridad”, agregó en un mensaje separado.

Luego escribió en Twitter: “No hay comida. No hay medicinas. Ahora, no hay energía. Luego, no Maduro”.

Además lo apagones llevaron este lunes a docenas de personas a recoger agua del contaminado río Guaire debido a la imposibilidad de recibir agua en los hogares por causa del la falta de electricidad que afecta a Venezuela desde el pasado jueves.

agua4
agua
El Guaire, que atraviesa Caracas de oeste a este, es un afluente que recibe los desechos líquidos de casi toda la ciudad y su alto nivel de contaminación es por todo el país conocido.

La Guardia Nacional Bolivariana (GNB, policía militarizada) tomó la zona cuando gran cantidad de gente empezó a agruparse en el lugar y a atravesarse en la autopista Francisco Fajardo, la principal vía de la ciudad.

"Tenemos cuatro días sin agua, sin luz sin nada (...) necesitamos agua por lo menos", dijo a Efe Mary Medrano desde un acceso al río en el oeste de la ciudad.

Un vecino de la zona conocida como San Agustín en el oeste de Caracas, Jesús Contreras, se acercó al río con dos envases pero en ese momento ya había llegado la GNB que le impidió recoger agua del Guaire.

Contreras dijo que sus hijos ya no tienen ni agua para tomar y criticó que la guardia haya llegado a impedir que se surtan de ese afluente.

"Tengo los potes vacíos porque no dejan que uno agarre agua aquí que es el único lado, debe ser que ellos tienen donde agarrar agua o tienen agua todos los días en su casa", dijo.

Esta misma molestia fue expresada por Alberto Briceño que dijo tener que tomar agua de este río para poder bañarse y "hacerle la comida a los chamos (niños)".

"La luz llega y se va, aquí nada sirve", señaló.

El ministro español de Asuntos Exteriores, Josep Borrell, anunció este martes que su país está dispuesto a brindar ayuda a Venezuela para solventar el gigantesco apagón, estimando que se debe a un sistema eléctrico "muy deteriorado".

"Hay un problema de fondo de la propia red y de su capacidad de funcionar y en eso sí podemos ayudar nosotros", subrayó el ministro a la radio Cadena Ser.

El régimen de Nicolás Maduro atribuye el apagón a un ataque de Estados Unidos. De su lado, el líder opositor Juan Guaidó convocó para este martes protestas ante el apagón, el más grave que haya sufrido el país y que ha agudizado la escasez de agua y comida.

caracas
Datos: CNN, CadenaSer, Infobae, EFE.