Santa Ana incrementará las multas para quienes suelten perros potencialmente peligrosos en la vía pública

Actualidad 12 de febrero de 2019
La decisión fue tomada debido a que es común ver en distintas zonas de la localidad a distintas razas transitando en la vía pública sin ninguna medida de seguridad y sin sus dueños.
perro
Santa Ana incrementará las multas para quienes suelten perros potencialmente peligrosos en la vía pública

Es común ver en distintas zonas de la localidad a perros potencialmente peligrosos (Ptitbull, Dogo, Rottweiler) transitando en la vía pública sin ninguna medida de seguridad y sin sus dueños.

Cabe aclarar que “Perros potencialmente peligrosos (PPP)” es la denominación que algunas legislaciones utilizan para nombrar a determinadas razas de perros que son consideradas peligrosas por sus atributos físicos: agresividad en ataque y defensa, resistencia al dolor, junto con su gran tenacidad. Estas razas son fruto de cruces en busca de perros de pelea, defensa, ataque, custodia y vigilancia.

Debido a sus características físicas, estos perros, tienen el potencial de realizar ataques causando graves daños, ​en ocasiones con resultados letales, ​lo que ha obligado al establecimiento de leyes que regulen su control.

En Villa Parque Santa Ana
El artículo 50 de la ordenanza 016, establece claramente que los perros de gran porte deben permanecer “en lugares cerrados y/o cerrados dentro de la vivienda a la que pertenecen”.

En caso de incumplimiento, la municipalidad tiene la potestad de cobrar una multa que es graduable a la reincidencia. Arranca desde los 694 pesos hasta los 3472 pesos, pero está en estudio incrementarlas debido a que se puede ver este tipo de perros transitando diariamente la localidad, a pesar de que existe ordenanza.

“Hemos advertido en reiteradas oportunidades que está prohibido dejar este tipo de perros en la vía pública, y hay una legislación relativa a ésto que está vigente; sin embargo constantemente los vemos transitando en la calle. Gracias a Dios no hemos tenido ningún accidente hasta el momento, y queremos que no ocurran por lo que le pedimos por favor que cumplan con la ordenanza. Este tipo de animales deben estar adentro de las viviendas, y en caso de que salgan deben hacerlo acompañados por sus dueños y con las medidas de seguridad acordes”, señaló el intendente al respecto.

Sobre las medias de seguridad a las que hace referencia, es importante aclarar que quien lo conduzca deberá ser mayor de dieciocho años, y el perro deberá llevar bozal adecuado para su raza.

Deben ser conducidos y controlados, además, con cadena o correa no extensible e irrompible, de  un metro de longitud máxima, y adecuada para dominar en todo momento al animal. Ninguna persona podrá llevar y conducir más de un perro potencialmente peligroso simultáneamente en la vía pública.