Becerra analiza construir un mini-mall en Río Segundo

Negocios 08 de diciembre de 2018
La cadena supermercadista oriunda de Alta Gracia compró un terreno de 8.000 m2. El proyecto incluye la construcción de un supermercado, locales comerciales y cines.
becerra A

Con siete sucursales en Alta Gracia, dos en Carlos Paz y una en Villa General Belgrano y Santa Rosa de Calamuchita, Supermercados Becerra es una de las cadenas regionales más grandes de Córdoba. Y tiene intenciones de seguir ampliándose en la provincia: analiza construir un mini-mall en Río Segundo.

Según pudo reconstruir La Voz de diversas fuentes, la empresa comandada por Miguel Becerra adquirió recientemente un predio de alrededor de ocho mil metros cuadrados en la ciudad ubicada 40 kilómetros al sur de la capital provincial.

Se trata de casi una manzana situada en una zona estratégica de Río Segundo: cerca del centro de la localidad y con salida a la calle interna que la comunica con la vecina ciudad de Pilar.

Desde Becerra confirmaron la compra del predio, donde supo funcionar una seleccionadora de maní pero que desde hace años luce abandonado.

Sin embargo, afirmaron que no tiene listo el proyecto definitivo ni previstos los plazos de ejecución.

Efectivamente, la compañía aún no elevó un proyecto formal al municipio de Río Segundo, pero fuentes de la intendencia señalaron que ya hubo reuniones informales entre los empresarios y las autoridades, a quienes les mostraron los primeros bosquejos y renders de lo que pretenden ejecutar en este terreno.

La idea

En principio, el master plan de Becerra consiste en construir un supermercado con salones comerciales, patio de comidas y tres salas de cine. Un espacio muy similar al que posee en pleno centro de Alta Gracia.

No obstante, hay algunos obstáculos que deberá destrabar para poder avanzar con las obras. El primero, es el uso de suelo: en ese predio funcionó históricamente una firma manicera y la ordenanza municipal impone que sólo puede operar un emprendimiento industrial.

Por otro lado, los primeros planos diseñados por Becerra estarían superando la cantidad de metros cuadrados que se pueden construir. Es decir, que la posible instalación obligaría a que el Concejo Deliberante de la ciudad modifique algunas ordenanzas.