Caso cerrado: el celular no apareció, pero el denunciante y el allanado hicieron las paces

Política 05 de diciembre de 2018
Esta mañana en el Concejo Deliberante, el militante radical al que le allanaron la casa en relación a la causa del robo del celular del viceintendente Juan Manuel Saieg, lo increpó, luego hubo diálogo y por último abrazo de amistad.

Antes de que comenzara la sesión de esta mañana del Concejo Deliberante de Alta Gracia, sucedió un hecho que se pareció más a un capítulo de "Caso cerrado" que a una sesión del Legislativo.

Irrumpió en el lugar Ariel Salgado, el empleado municipal al que le allanaron la casa este lunes, en relación al robo del celular del viceintendente Juan Manuel Saieg. Se presentó como radical, sin embargo ninguno de los concejales radicales lo acompañó públicamente en el reclamo. Increpó a Saieg, le pidió explicaciones, y minutos después, ambos se reunieron para conversar sobre lo sucedido. 

Mientras tanto, la sesión no comenzaba, ya que todos los ediles debían esperar el desarrollo de la situación. 

Acto seguido, ambos salieron y brindaron una pequeña conferencia de prensa.

"No se ha hecho ningún privilegio por mi investidura de viceintendente. En este sentido yo le manifesté a él que lamentaba muchísimo lo que estaba pasando, pero lo peor que podemos hacer en nuestra ciudad es no tener la posibilidad de dialogar, ponernos de acuerdo y entendernos. Creo que nos hemos entendido con el amigo. Le manifesté mi solidaridad ante la situación que él vivió y las disculpas de corazón por la situación que ha tenido. Estaba muy fuera de mi voluntad querer perjudicar a una familia, y mucho menos a un militante radical. Nunca voy a tener un objetivo político de menospreciar o menoscavar la figura , la presencia y la persona de un vecino y mucho menos de una persona que está desarrollando una actividad política", aclaró Saieg. 

Salgado, en tanto, contó que fueron aceptadas las disculpas: "Hemos charlado como cuarenta minutos con Juan, me ha parecido una persona muy sincera, me ha pedido disculpas. Él me asegura que no ha usado el aparato político, él no tenía ni idea que yo era militante radical, así que me ha pedido disculpas. Lo ha hecho en persona, lo acaba de decir públicamente, así que no queda más nada que decir, ha habido un mal entendido, seguirá la Justicia investigando, esa Justicia que ha llevado a cabo un allanamiento exclusivamente a mi casa".

Terminada esta sesión extra que se llevó la atención de todos los presentes, los ediles pudieron sesionar, con dos concejales menos: Roberto Urreta y Gabriel Medina; quienes faltaron por motivos personales.  

Mientras tanto, la Justicia continúa investigando lo sucedido. Es importante aclarar que fuentes cercanas a la investigación afirmaron a este medio que fueron varios los allanamientos que se hicieron ese día, no fue solo uno; sin embargo el celular aún no aparece. 


Militante A B

Fotos: gentileza de Radio Bar

WhatsApp Image 2018-12-03 at 10.58.52 PMEl robo de un celular terminó con acusaciones políticas