Luque permanecerá en Bouwer hasta el juicio: dictaron su prisión preventiva

Actualidad 04 de diciembre de 2018
Está imputado de "Lesiones Culposas en calidad de autor", y de "Homicidio doblemente calificado, por mediar relación de pareja y Violencia de Género en grado de tentativa, y Desobediencia a Una Orden Judicial". Se trata del hombre que le prendió fuego a su pareja en Villa Los Aromos.
Ver galería WhatsApp Image 2018-10-23 at 19.35.24
1 / 2 - WhatsApp Image 2018-10-23 at 19.35.24

Durante los primeros días de esta semana el fiscal que entiende en la causa, Diego Fernández, dictó la prisión preventiva de Luis Luque, el hombre de 56 años que le prendió fuego a su pareja el 23 de octubre en Villa Los Aromos. 

Está imputado de "Lesiones Culposas en calidad de autor", y de "Homicidio doblemente calificado, por mediar relación de pareja y Violencia de Género en grado de tentativa, y Desobediencia a Una Orden Judicial"; por lo que, en caso de recaer condena, partiría de un mínimo de quince (15) años de prisión o reclusión a veinticuatro (24) años de la misma especie de pena, "lo que deriva en una eventual condena de entidad gravísima e inexorablemente de cumplimiento efectivo", relataron fuentes judiciales. 

El hecho

El terrible hecho ocurrió en la localidad de Villa Los Aromos. Según se desprende de la investigación, Luque interceptó a Lorena Romero mientras ella transitaba por calle Las Margaritas y Av. Los Aromos. Allí,  le pidió que subiera al auto, y ella en principio se negó, pero luego accedió por temor a que su ex pareja le hiciera daño a sus hijos, porque ya la habría amenazado en ese sentido. 

Como seguía negándose, Luque le pegó con su mano en la nuca y la obligó a subir; luego se dirigió a un descampado ubicado en inmediaciones a calle Los Talas. Allí mantuvieron una discusión que terminó con una fuerte trompada de él en el rostro de la mujer. En el mismo acto y mientras forcejeaba con Lorena, tomó un bidón con nafta que tenía en el asiento de atrás de su auto, la roció, prendió un fósforo y se lo tiró. Al ver que ella estaba envuelta en llamas, la arrojó fuera del automóvil y luego intentó apagar el fuego con una frazada que también guardaba en su automóvil. 

Posteriormente, le dijo que suba al vehículo porque iba a llevarla al hospital, por lo que la víctima accede. Luque sale en dirección a Alta Gracia, toma por calle Cervantes, luego transita por una calle de tierra que desemboca en una cancha de fútbol, posteriormente toma Av. Malvinas y se dirige hasta la ruta 5. En ese momento Lorena se da cuenta que no iba en dirección al hospital por lo que intenta pedir ayuda a un patrullero que cruzaron en inmediaciones a la estación de servicio YPF del Crucero. Cuando el agresor se da cuenta, la amenaza con un cuchillo y Lorena desiste. 

Continúa su viaje, y toma por ruta C-45, allí, al llegar a una calle de tierra, que se estima sería el camino de Los Lecheros, la mujer se arroja del auto en movimiento y cae en un charco con barro. Luque frena, se baja y comienza a darle puntapiés  "pensé que me mataba", relató Lorena. La sube nuevamente al auto, y en ese momento la víctima divisa un Renault 12 rojo que venía en sentido contrario por lo que se arroja nuevamente del auto y se cruza delante del automóvil para pedir ayuda; fue en ese momento que Luque se da a la fuga a gran velocidad y el conductor del automóvil la lleva al Hospital Illia donde ingresó sola y por sus propios medios. 

La mujer sufrió traumatismo craneoencegfálico y quemaduras con compromiso del rostro, cuello, tórax y brazo izquierdo, fue atendida rápidamente en el nosocomio y posteriormente derivada al Instituto del Quemado en "estado crítico".

Si bien luego de la decena de testimonios que solicitó la Justicia, además de otras pruebas, se comprobó que los hechos sucedieron tal cual se relataron anteriormente, Luque habría manifestado al momento de su detención que "él le tiro combustible y la prendió fuego para asustarla",. Posteriormente relató que la bajó del auto, le apagó el fuego con un toallón que tenía en el asiento trasero a ella y se apagó el fuego que él tenía en su cuerpo, la subió nuevamente al rodado y la llevo al hospital. Posteriormente, dijo, que  se dirigió hasta su domicilio a buscar la documental en relación al auto "con la idea de ir a la comisaria a entregarse por lo ocurrido", habría dicho.

Sin embargo, horas previas al hecho le habría mandado un mensaje a un familiar pidiéndole que se haga cargo de todo si a él le pasa algo. Posterior a la agresión, este familiar recibió un nuevo mensaje que advertía: "Hice bosta a Lorena".

Antecedentes

Luque habría mantenido una relación con Lorena, que familiares dela mujer tildaban como tóxica, y al parecer seguía hostigándola luego de que ella le pidió separarse. El último caso fue el más grave; sin embargo tuvo hechos anteriores, que motivaron la orden de restricción que estaba vigente al momento del intento de homicidio. El 21 de septiembre, por ejemplo, la cruzó en otra zona de la Villa, la tomó del cuello y luego intentó quitarle el celular que tenía, por lo que le provocó heridas que luego fueron corroboradas en el hospital.

Por fortuna, Lorena Romero se recupera en el Instituto del Quemado y desde hace algunos días fue trasladada a sala común. 

Luque, en tanto, permanece en la cárcel de Bouwer, y seguirá estando recluído hasta el juicio por la peligrosidad que implica para la causa que estuviera en libertad. En caso de que la condena que determine el Tribunal coincida con la imputación que aplicó la Justicia local, el imputado saldría de la cárcel a los 80 años.