"Alberto Fernández se sentó en el sillón que había preparado De la Sota"

Así lo aseguran los delasotistas, quienes acompañan abiertamente la propuesta del Frente de Todos. Esto generó una auténtica guerra en el PJ cordobés. "Para esto se había trabajado, para un frente que incluya de manera abierta al peronismo y a otros espacios, y vamos a seguir en este camino", sostienen.

Editorial 23 de julio de 2019
WhatsApp Image 2019-07-23 at 10.14.29 PM
"Alberto Fernández se sentó en el sillón que había preparado De la Sota" Así lo aseguran los delasotistas, quienes acompañan abiertamente la propuesta del Frente de Todos.

Los delasotistas están convencidos, y hay algunos schiaretistas que también lo están...pero no se animan "o no los dejan" arrimarse al fogón. Sin dudas el acto que realizó el candidato a presidente del Frente de Todos hace algunos días en Córdoba fue la pieza que faltaba para demostrar que buena parte del peronismo cordobés continúa los lineamientos que dejó el exgobernador. Acompañar un frente que incluya a varios sectores, incluso al kirchnerismo, tendiendo "puentes", tal cual lo decía.

Si bien el Luxor (Carlos Paz) estaba colmado, había más de 1000 militantes afuera, y todo parecía una verdadera fiesta... antes y después del evento las cosas no fueron tan color de rosas. Hubo llamados desde el Panal a los dirigentes de distintos departamentos para que no acompañaran a Alberto Fernández y "pedidos" un tanto subidos de tono para que el PJ liderado por el gobernador no se mostrara en esa foto; sin embargo, la mayor parte no obedeció. "Acá no se va a hacer lo que dice una persona, se tiene que entender de una vez que nadie es dueño del partido", decían algunos. Otros, simplemente se limitaron a afirmar que "es la única fórmula auténticamente peronista", y que por ende, iban a seguir sosteniendo esos ideales. 

La figura de José Manuel de la Sota sigue tan o más fuerte que antes, a tal punto que ambas fórmulas (Hacemos por Córdoba -con la boleta de candidatos a diputados nacionales solamente- y el Frente de Todos, con la fórmula F-F para presidente) lo tienen presente en todos sus discursos. Desde hace bastante tiempo él y los suyos venían trabajando en un espacio más inclusivo (similar al que se formó en Córdoba con Hacemos por Córdoba) pero a nivel nacional. “Les digo a los cordobeses. Somos nosotros los únicos que podemos forjar nuestro porvenir. Nosotros, juntos”, dijo en 2014 el Gallego, y remató su frase con un "El futuro no viene. Al futuro hay que ir”, y algunos años más adelante comenzó a dialogar con varios sectores, incluso con aquellos con los que había estado visiblemente enfrentado. 

"La jugada era que que él armara y quedara como candidato a nivel nacional y el Gringo en Córdoba", dijo un dirigente durante el acto, dando a conocer un movimiento perfecto de ajedrez para que esa sociedad política que duró más de 20 años siguiera retroalimentándose. Pero las cosas no sucedieron de esa manera, y el exgobernador perdió la vida en un accidente automovilístico en septiembre de 2018, cuando ya había comenzado a mover distintas piezas para lograr esa "unidad nacional" de la que tanto hablaba.

Rearmar el PJ nuevamente en Córdoba con la ausencia de la estructura que históricamente tuvo su capital en el territorio, no fue tarea fácil y a pesar de los altibajos Schiaretti logró, sin mayores reproches, establecer una unión momentánea que sirvió, y mucho, para hacer una elección histórica con más del 50% de los votos este 12 de mayo. Pero las turbulencias no tardaron en llegar y de ser "el macho alfa de la política" como muchos lo llamaban luego de su victoria, pasó a moverse en un peligrosa cornisa entre aquellos que estaban decididos a seguir en ese proyecto que ya había comenzado y los que preferían sostener una buena relación con el presidente (y su dupla peronista: Miguel Angel Pichetto) para que logre una vez más la victoria. En este momento, su participación en la avenida del medio que fue su proyecto con Alternativa Federal, ya era solo un recuerdo. 

Estas decisiones generaron mucho malestar interno y turbulencias que crecen día a día, y que perfilan incrementarse a medida que pase el tiempo. "Vamos a apoyar la boleta corta siempre que no sigan presionando", dijo otro dirigente del departamento Santa María en el acto; por demás convencido de que deben dividir las fuerzas y la militancia "hasta que se pueda". 

Al preguntarle por qué este apoyo a Fernández, a pesar de la reticencia que sigue existiendo con el Kirchnerismo en Córdoba, el mismo dirigente se explayó: "Es que esta fórmula no es Kirchnerista, se trata de un espacio mucho más amplio donde el peronismo cordobés va a tener mucho protagonismo, el que no entienda ésto, no entiende nada", aseveró, y continuó: "Alberto Fernández se sentó en el sillón que había preparado De la Sota, por eso tiene todo nuestro apoyo".

La batalla ya comenzó, y si bien los peronistas "no se pelean, se reproducen" en esta ocasión el PJ cordobés está jugando una peligrosa carta que puede terminar de sellar una victoria que los ratificó cuatro años más (y conservar las dos bancas que se obtuvieron en 2015),  o darle paso a un nuevo frente mucho más amplio, más grande y dispuesto a pelear en las ligas mayores. El tema será, claro, quienes quedan en el camino. 

Te puede interesar

Por ley, la Provincia impulsará la economía del conocimiento

La educación pública debe incorporar la enseñanza de las nuevas tecnologías a sus programas de estudios. "Debemos consolidar a Córdoba como el mejor lugar para desarrollar la creatividad de los cordobeses en sus conocimientos y sus capacidades. La tecnología avanza, definiendo nuevos tipos de empleos y oportunidades", dijo el gobernador.

WhatsApp Image 2020-02-01 at 12.17.50