Mi Valle Mi Valle

Una interna para pocos

Luego de la derrota histórica que sufriera el peronismo de Córdoba en las elecciones para legisladores nacionales del final del pasado año y con un Schiaretti que no puede ser reelecto, el PJ provincial llamó a renovar sus autoridades para el próximo 27 de marzo.

Editorial
silla

Luego de la derrota histórica que sufriera el peronismo de Córdoba en las elecciones para legisladores nacionales del final del pasado año y con un Schiaretti que no puede ser reelecto, el PJ provincial llamó a renovar sus autoridades para el próximo 27 de marzo.

La fecha parece prudencial, pero el inminente 21 de enero, es decir dentro pocos días hábiles, vence el plazo para incorporar nuevas afiliaciones y cierre de padrón. Es más que evidente que con ese cronograma, se hace imposible cualquier iniciativa política que esté por fuera de las actuales estructuras oficiales del partido. 

Mucho más aún, cuando luego de dos años de pandemia, en medio de la tercera ola de Covid y con una economía que se debate entre la reactivación, pobreza, desempleo e inflación, cabe preguntarse ¿qué sector político-partidario pudo visitar a sus militantes y afiliarlos en plena cuarentena? ¿Quiénes por casualidad contaron con fichas de afiliación para presentar en los próximos días? Por otro lado, ¿cuánta sintonía tiene este proceso electoral interno con la agenda de la gente? 

Estas respuestas cobran mayor importancia, si lo que se pretende con esta conformación de nuevas autoridades, es posicionar al peronismo con vista al 2023.

Un 2023 que ya no tiene a su líder natural como lo fue De La Sota y a su socio Schiaretti, vedado constitucionalmente para presentarse. Con una sucesión partidaria provincial en la figura de LLaryora que aún está más en la mente de los dirigentes del justicialismo, que en el corazón de los militantes. Con realidades departamentales y locales donde todavía no se zanjaron las disputas entre delasotistas puros y schiarettistas paladar negro. Y cómo si esto fuera poco, con la folclórica lucha generacional entre los que se dicen “jóvenes” vs  viejos. 

Otro dato no menor es la división del peronismo cordobés, cada vez más irreconciliable con los sectores k en sus distintas versiones. El Frente de Todos cuenta en Córdoba con un voto cautivo cuyo piso está en el orden del 10%. Estos votos, en el contexto actual del peronismo, estarían valiendo el doble. 

En definitiva, una interna que viene a solucionar el “síndrome del pato rengo” de un Schiaretti que se va pero que necesita conservar el poder a través de la estructura partidaria.

Nadie duda acerca de lo necesaria que son las renovaciones de las autoridades en toda institución y mucho más en los partidos políticos. Queda como materia a discutir si este es el momento más oportuno para realizarla. Pero sobre lo que no hay dudas, es que esta interna responde a la vieja ingeniería política, “cambiar algo, para que nada cambie”. 

Te puede interesar

Desigualdad-Social-696x453

Es la riqueza, estúpido

Editorial

Nueve de las diez familias más ricas de nuestro país aparecen con cuentas off shore radicadas principalmente en las Islas Vírgenes Británicas, que quedan lejos de los entes recaudadores locales y sus obligaciones ante el estado nacional. Es evidente que en Argentina nadie se atrevió nunca a discutir la riqueza y su puñado de beneficiarios, como punto de partida para varias acciones de gobierno.

Lo más visto

Boletín de noticias