Mi Valle Mi Valle

¿Comienzan los cambios? Massei reemplazaría a Facundo Torres en el ministerio de Gobierno

A pocas horas de los comicios, y con planillas en mano, el Gringo saca cuentas y mira cómo creció cada localidad desde las PASO. El objetivo es saber si están a la altura de las circunstancias pensando en un complicado 2023.

Política
Diseño sin título (3)

Bajo la consigna de mejorar, y a poco más de 48 horas del cierre de los comicios del pasado 14 de noviembre, en el comando de Hacemos por Córdoba ya empiezan a hacerse cálculos finos para empezar a pedir cuentas a cada uno de los dirigentes territoriales. El día después de las PASO, celebradas allá por septiembre la orden fue mejorar los resultados. Al mismo tiempo que se disparó la orden, el propio Juan Schiaretti se puso al frente para apoyar a los caciques territoriales de la coalición gobernante, pero exigió más votos.

Los principales asesores del gobernador le anticiparon al “Gringo” que Juntos por el Cambio crecería fuerte y había que tratar de neutralizar ese crecimiento haciendo lo mismo. No estaba en riesgo la banca de Alejandra Vigo, pero no había certezas de conseguir un tercer diputado. Así que no quedaba otra que crecer y -en consecuencia- se puso en marcha la aceitada maquinaria electoral de Hacemos por Córdoba que es responsabilidad de los caudillos territoriales. El gobernador pondría la cara y el cuerpo, pero eran los dirigentes locales más encumbrados en cada ciudad los que deberían transpirar la camiseta.

La máxima presión fue ejercida sobre los intendentes peronistas, a quienes se les pidió que jugaran con toda la fuerza posible. Martín Llaryora, de Córdoba Capital;  Juan Manuel Llamosas, de Río Cuarto; Ignacio García Aresca, de San Francisco; Marcos Torres, de Alta Gracia; Facundo Rufeil, de La Calera; y Claudio Farías, de Cruz del Eje fueron los que quedaron en la mira. También se puso el foco en Esteban Avilés y su sucesor en Carlos Paz, Daniel Gómez Gesteira, solo para mencionar el escenario de las ciudades más grandes. Sin ser intendentes, también se puso en la mira a los caudillos territoriales de las regiones más pobladas, como Carlos Presas, Oscar González y Eduardo Accastello.

Accastello, el mejor alumno

Quien mejor respondió a la consigna fue el caudillo villamariense Eduardo Accastello, que no sólo logró el mayor porcentaje de crecimiento entre las PASO y las elecciones GENERALES, sino que logró superar al Frente de Todos a nivel departamental en el tramo que integraba como candidato a senador nacional. En la ciudad de Villa María el crecimiento de Hacemos por Córdoba fue del 26,57 %, el mayor porcentaje de crecimiento en toda la provincia. Es esa razón por la que Accastello fue uno de los dirigentes más felicitados en la noche del domingo. El repunte fue evidente. Asumió la responsabilidad de enfrentar la estructura más poderosa del Frente de Todos en toda la provincia y respondió con creces.

Muy cerca de Accastello quedó García Aresca que en San Francisco creció un 21,64 % y los dirigentes del departamento Unión que lograron en Bell Ville un 21,69 %. Los demás quedaron bastante más atrás. En algunas ciudades pese a crecer en número de votos, se perdió peso relativo porque cayó el porcentaje de participación de Hacemos por Córdoba en el total general. En términos generales, hubo conformidad con la performance en todas las grandes ciudades, y eso le permitió a Hacemos por Córdoba mostrar gestos de optimismo en el acto que tuvo lugar en el Quorum después de las elecciones, sin embargo los números se siguen analizando y generando reportes y conclusiones. Hay revuelo en Hacemos por Córdoba y sólo quienes están en el corazón de la mesa de estrategia que rodea a Schiaretti, conocen a ciencia cierta cómo impactará esta lectura en el futuro escenario provincial.

crecimiento

En esta elección no hubo ministros que fueran candidatos con expectativas de ingresar, el único ministro candidato en la lista de Hacemos por Córdoba era Eduardo Accastello en el tramo de Senadores nacionales, pero era sabido que no tenía posibilidades de ingresar y de todos modos finalmente logró una buena elección. Así que no hay ninguno que se tenga que ir para ocupar una banca.

Sin embargo, y hablando de necesidades, hay un hombre de confianza de Schiaretti (y más aún de confianza de Alejandra Vigo) que termina su mandato como Diputado nacional en diciembre y genera la «necesidad» de darle un espacio, se trata de Paulo Cassinerio, hoy uno de los hombres más importantes de Hacemos por Córdoba para el cual estaría previsto el Ministerio de Desarrollo Social en reemplazo de Carlos Massei; se cree que ese lugar es acorde por su perfil más territorial, y al mismo tiempo ese ministerio tiene una consideración política importante que, en caso de una buena gestión, lo puede posicionar de manera expectante de cara a 2023.

En caso de que finalmente Paulo Cassinerio llega a Desarrollo Social, el actual responsable del área, Carlos Massei, podría volver al Ministerio de Gobierno en reemplazo de Facundo Torres, para desarrollar un rol más político y empezar a marcar la cancha a los intendentes que estuvieron con el Frente de Todos, Massei llegaría a Gobierno para ordenar a esos intendentes que jugaron con Gill y Caserio, y también tendría la misión de armar candidaturas a intendentes para el 2023 en los lugares donde Hacemos por Córdoba no tiene proyectos de dirigentes fuertes y también teniendo en cuenta la posibilidad de la masiva salida de intendentes que ya no podrán repetir mandato.

Siguiendo este hilo de cambios, el actual Ministro de Gobierno Facundo Torres podría ocupar el lugar de alguno de los viejos ministros que ya no necesitan ser ministros y están con ganas de un retirarse; en ese caso Torres podría ocupar un lugar, por ejemplo, en Obras Públicas.

Además, a la hora de considerar este último punto, hay que agregar la perspectiva de que, si Juan Schiaretti finalmente define lanzarse en su proyecto nacional va a necesitar conformar un equipo con gente de su extrema confianza, y son varios los hombres del actual gabinete provincial que reúnen ese requisito y que no podrían hacer la doble función.

En este sentido de posibles cambios en el gabinete de Juan Schiaretti resta decir que algunos nombres que sonaban con posibilidad de arribar a la mesa grande desde el interior provincial antes de las elecciones, ya sea en nombre propio o de agrupaciones internas donde se alinean, ya no llegarían amén de su no del todo satisfactorio desempeño electoral; y también que algunos funcionarios de segunda línea en el gobierno provincial, también en relación a su desempeño en las elecciones, es posible que tengan sus días contados.

Fuente: Política Córdoba Verdad

Te puede interesar

60ed755732e91_1004x566

El etiquetado frontal de alimentos, a un paso de ser ley

Política

Diputados buscará convertir en ley el proyecto del etiquetado frontal de alimentos que, a pesar de contar con un amplio respaldo, tiene el rechazo de los legisladores del norte del país -sin distinción de partido políticos- ya que sostienen que afectará la producción azucarera. Buscarán introducir modificaciones al texto aprobado en el Senado.

Lo más visto

617921f88afb1_900

Reino Unido confirmó dos casos de la variante Ómicron

Internacionales

Son dos personas "relacionadas con viajes a Sudáfrica", informó el Departamento de Salud británico. El Gobierno británico decidió endurecer a partir del primer minuto del domingo las condiciones de entrada en su territorio para las personas procedentes de Malawi, Mozambique, Zambia y Angola.

Boletín de noticias