Mi Valle Mi Valle

Villas Ciudad de América: empresario deberá deberá pagar $ 12 millones a las personas que tenía esclavizadas en su aserradero

El dueño de la empresa fue sentenciado por trata laboral agravada. Le embargaron todos los bienes y el aserradero.

Judiciales
2F2KBS5IZFDYHFKL3NLOPZB6SU

En la clandestinidad, sin habilitación ni reglamentación alguna y de la forma más primitiva, sometió a largas jornadas de explotación laboral a estas personas que utilizó como mano de obra esclava con el objeto de abaratar costos de la actividad dedicada al aserradero, abusando de las condiciones de vulnerabilidad que éstas padecían”.

La acusación del fiscal federal N°1, Enrique Senestrari, quedó plasmada en la investigación contra el empresario Hugo Adrián Vázquez, dueño del aserradero San Cayetano, en la localidad de Villas Ciudad de América. El poblado está localizado 68 kilómetros al sudoeste de la ciudad de Córdoba, camino al dique Los Molinos, una pintoresca zona serrana.

En un fallo unipersonal, el juez Carlos Julio Lascano, del Tribunal Oral Federal N°2 (TOF2), lo condenó a seis años de prisión por trata de personas con fines de explotación laboral, agravado por abuso de la situación de vulnerabilidad y pluralidad de personas contra siete víctimas. El explotador deberá además indemnizarlas con 12.275.727 de pesos por daños materiales y morales en total.

LA EXPLOTACIÓN

La investigación comenzó tras una denuncia telefónica anónima, en octubre de 2016. El fiscal dispuso la realización de tareas investigativas a personal de Gendarmería Nacional en torno al predio del aserradero, integrado por dos galpones, la casa del encargado del aserradero, tres dormitorios de trabajadores, el baño unisex y un depósito.

El predio está situado en el kilómetro 52 de la ruta 5, a 100 metros de la rotonda que bifurca la traza entre Santa Rosa de Calamuchita y Potero de Garay y a apenas unos 200 metros de la Municipalidad de Villas Ciudad de América. Nada hacía presumir a los miles turistas que transitan esa ruta cada año que a escasos metros se erigía para la Justicia un caso de explotación laboral.

Tras una instrucción de más de 20 meses, Senestrari determinó que antes de mediados de 2018, Vázquez utilizó su aserradero para explotar a varios trabajadores del nordeste del país. Consideró que el empresario mantuvo en condiciones de hacinamiento a siete obreros en casillas extremadamente precarias, sin condiciones de salubridad e higiene, con electricidad clandestina y agua corriente solo a través de un pico externo a las casillas.

El frío y viento se colaba por las hendijas de las casillas, sin piso de material, solo “nivelada” con tierra. Estaban munidas de techos de chapa y ventanas pequeñas. El baño unisex no estaba integrado, sino que formaba parte del “paisaje” exterior, y no contaba con descarga de agua ni ducha con agua caliente.

Les pagaba el día 450 pesos, en la mayoría de los casos, sin un recibo formal de pago. Pero les aplicaba un descuento (a fin de semana) por la compra de mercadería, elementos de higiene personal, habitacional e insumos, con lo que el dinero del salario se veía disminuido. No percibían aguinaldo ni vacaciones ni asignaciones familiares, y habrían, incluso, trabajado de noche.

Las jornadas eran de nueve horas, de lunes a viernes y sábados hasta el mediodía (pero solo cobraban 225 pesos, la mitad de un día normal de trabajo), lo que se transformó –según el fiscal- en “mano de obra esclava”, a fin de reducir los costos empresariales, de acuerdo con la pesquisa. “El salario (…) evidencia en sí una situación de explotación, siendo éste –conforme al convenio colectivo que regula dicha actividad- inferior al 60 por ciento de lo que les correspondería”, afirmó Senestrari.

“Tal abuso se configuró teniendo en cuenta que estas personas, todas oriundas de otra provincia, encontraban especiales dificultades para ejercer con plenitud sus derechos ante el ordenamiento legal, atento a que su condición económica, alejamiento familiar, desarraigo, desconocimiento del contexto legal, social, cultural y económico, componen una alta condición de vulnerabilidad que las coloca en una situación en la cual no tienen más opción que someterse al abuso del imputado”, consideró Senestrari.

Para el fiscal fue importante el caso de unas de las víctimas, de 31 años. Mientras se encontraba trabajando en el aserradero, el obrero explicó que una polea se partió y una sierra circular le cortó la pierna. El accidente lo dejó incapacitado de por vida para volver a trabajar.

El trabajador indicó que Vázquez lo llevó al médico en una sola ocasión, pero que estuvo con mucho dolor e infección, y que nunca recibió los tratamientos médicos adecuados. Tras el accidente, casi no recibió trabajos para realizar y apuntó contra el empresario al denunciar que le redujo el salario al mínimo para que subsistiera en el aserradero.

Tras el allanamiento en el aserradero, ordenado por el juez Ricardo Bustos Fierro, los echó del lugar, por lo que recibieron refugio de la Subsecretaría de Asistencia y Trata del Gobierno provincial. Al receptarle la indagatoria, negó los hechos y se abstuvo de declarar en la etapa de instrucción.

CONDENA Y REPARACIÓN MILLONARIA
Durante el juicio, el fiscal general ante el TOF2, Carlos Gonella, solicitó ocho años de prisión y la reparación a las víctimas. No obstante, el juez Lascano le impuso seis años, el embargo preventivo y decomiso del fondo de comercio y los bienes de uso y capital del aserradero y materias primas.

El magistrado ordenó el pago por conceptos de daño materiales y morales de las víctimas. En dos de los casos, los montos fueron superiores al resto: el hombre que sufrió el corte en la pierna deberá recibir más de 3,7 millones de pesos, mientras que el segundo deberá percibir más de 6,5 millones de pesos.

Los fundamentos del fallo se darán a conocer la próxima semana.

Fuente: La Voz

Te puede interesar

WhatsApp Image 2021-08-26 at 19.12.00 (1)

Imputaron al presidente por la fiesta en Olivos

Judiciales

Alberto Fernández se había presentado sin abogado ante la Justicia y ofreció donar al Instituto Malbran la mitad de su sueldo durante 4 meses. El fiscal tomó una decisión a los pocos minutos que incluye también a los invitados.

Lo más visto

Boletín de noticias