Mi Valle Mi Valle

Últimas noticias

Juntan firmas para seguir avanzando en el "Refugio Libertad", el espacio recuperado del ex batallón 141

A través de una petición en Change.org trabajadores y trabajadoras Unidas por la Tierra (TraUT-UTEP) piden que se les extienda el permiso de uso a la totalidad del predio ubicado en José de la Quintana.

Sociedad
WhatsApp Image 2021-07-23 at 17.02.17

Trabajadores y trabajadoras Unidas por la Tierra (TraUT-UTEP) están solicitando al Estado Nacional que extienda el permiso de uso a la totalidad del predio del ex GA141 y la infraestructura abandonada por décadas para que hoy, tal cual se viene realizando, continúen con el proceso de recuperación fruto de la  labor comunitaria. 

Con la actividad que allí se realiza se ha permitido el fortalecimiento de este proyecto integral de desarrollo humano y vida digna para decenas de familias. El Refugio Libertad es un espacio abierto a toda la comunidad y los trabajadores, para la producción agrecológica y la recuperación de la Memoria. 

Es por eso, que a través de una petición de Change.org piden que acompañen con su firma y ayuiden a difundir la campaña  "convencidas/os de que la unión hace a la fuerza", manifiestan.

También invitan a sumarse a la campaña en redes bajo la etiqueta #YoApoyoAlRefugioLibertad  a través de una selfie con un cartel escrito a mano o con la imagen de la campaña.

Quien quiera firmar la petición debe hacer click aquí

EL TEXTO DE LA PETICIÓN

Somos una organización de trabajadores y trabajadoras de la economía popular que habitamos en pequeños pueblos y zonas rurales de los departamentos Calamuchita y Santa María, provincia de Córdoba (Argentina). En 2018 recuperamos el predio del ex Grupo de Artillería 141 -ubicado entre Villa San Isidro, José de la Quintana y Los Molinos- y logramos el permiso de uso legal otorgado por la Agencia Administradora de Bienes del Estado (AABE), en alianza con la Cooperativa Madre de la Esquina del Hogar de Cristo y la Fundación Effetá. Allí gestamos el Refugio Libertad, un campo comunitario donde producimos alimentos sanos y creamos trabajo para más de 50 familias, con cuidado del territorio y el ambiente (ganadería mayor y menor, producción de forrajes y granos, horticultura, apicultura, cunicultura, reciclado, recuperación de infraestructura abandonada, entre otras).

Guiadas por el deseo de alcanzar un Buen Vivir Comunitario y promover el arraigo rural, creamos espacios culturales, de educación y formación, de desarrollo sociocomunitario y solidaridad, en iniciativas que llamamos Refugio Cultural. Hoy nos honra ser la sede centro de la Escuela Nacional de Organización Comunitaria y Economía Popular (ENOCEP) de la Unión de Trabajadores y Trabajadoras de la Economía Popular (UTEP). Además, nos sumamos a las Redes Comunitarias de internet de la zona, trabajando activamente con la Asociación Civil AlterMundi en pos de la conectividad digital rural y la apropiación popular de tecnología; proyectamos construir juntos un DataCenter que nos permita crecer en soberanía tecnológica.

En ese camino, asumimos la responsabilidad y el desafío de recuperar y abonar la Memoria. En el predio del exGA141 funcionó un Centro Clandestino de Detención y de Tortura durante la última dictadura cívico-militar (reconocido por el Registro Único de Víctimas del Terrorismo de Estado-RUVTE recién en 2018), y se investiga la presunta presencia de enterramientos clandestinos. Por ello, y porque entendemos que no se puede sanar la tierra sin recuperar la Memoria, con el acompañamiento de diversas organizaciones de Derechos Humanos realizamos talleres, señalizaciones y construimos un Sitio de Memoria que todavía no cuenta con el debido apoyo estatal que una iniciativa así merece.

Somos mayoritariamente mujeres y, junto con nuestros compañeros, estamos comprometidas/os con la erradicación de la violencia de género y la construcción de alternativas de vida digna para otras mujeres, jóvenes, niñes y otres. Entendemos que para eso necesitamos fortalecer la comunidad y nuestra autonomía, avanzar en soluciones habitacionales y crecer en lo productivo, protegiendo el monte nativo y el río que nos vieron nacer.

Por todo ello, bajo la premisa de Tierra, Techo y Trabajo, estamos solicitando al Estado Nacional que extienda el permiso de uso a la totalidad del predio del exGA141 y permita que la infraestructura abandonada por décadas y hoy en proceso de recuperación fruto de nuestra labor comunitaria como Trabajadores y Trabajadoras Unidas por la Tierra (TraUT-UTEP), esté al servicio de este proyecto integral que cuenta con potencial para brindar oportunidades de Vida Digna para decenas de familias de nuestra patria.

Soñamos con un Refugio Libertad abierto a la comunidad y que cuente con el aporte de todos y todas. Ya está sucediendo… hoy te pedimos que nos acompañes con tu firma y nos ayudes a difundir esta campaña, convencidas/os de que la unión hace a la fuerza.

Te puede interesar

Lo más visto

Boletín de noticias