Mi Valle Mi Valle

Últimas noticias

Mujeres en las listas, pero no en las mesas de las decisiones

Desde distintos partidos, dirigentes advierten que están relegadas de las mesas en las que se toman decisiones y se trazan estrategias para la paridad real.

Política
WhatsApp Image 2021-06-27 at 09.52.34

Exigimos que la paridad cumpla el noble fin para el cual fue creada y no sea utilizada para el beneficio para unos pocos hombres”. La demanda, extraída de un documento que circuló semanas atrás entre las mujeres del radicalismo cordobés, avanza sobre el punto central: “Que sea la lucha por nuestros derechos y no el beneficio simbólico que se pueda sacar con ella, solo así podremos coincidir todas a pesar de internismos, partidos o fronteras”. El texto de esta carta abierta provocó un sacudón en el centenario partido, que nunca fue presidido por una mujer, como tampoco ninguno de sus numerosos núcleos internos; y no tuvo mujeres liderando sus listas para cargos electivos.

La intendenta de Estación Juárez Celman, la radical Myriam Prunotto, le quita el velo a las prácticas políticas: “Las decisiones se siguen tomando en las famosas ‘mesa chica’ de cada espacio, tanto en el partido como en los núcleos, y allí no rigen los cupos, sino que son manejadas por dos o tres varones . La participación real de la mujer en política es mucho menor a su capacidad de trabajo y a su representación electoral”.

WhatsApp Image 2021-06-27 at 09.52.18

Myriam Prunotto, la intendenta de Estación Juárez Celman.

Prunotto es una de las mujeres radicales cuya imagen fue medida en una encuesta reciente (Zuban Córdoba y Asociados, 700 casos) junto a las diputadas nacionales Brenda Austin y Soledad Carrizo y a las legisladores provinciales Verónica Garade, Daniela Gudiño y Elisa Caffaratti. A esa danza de nombres se suma Sofía Aguad, ahora sentada en el Comité Nacional como delegada por Córdoba, en representación de Sumar.

Liliana Olivero, histórica referente de la izquierda cordobesa, dice que en los partidos troskistas “no hace falta una ley de cupo, las mujeres son protagonistas por una decisión colectiva”. Apunta los nombres de las tres referentes que hoy están sentadas en las bancas del espectro que integran el Frente de Izquierda Unidad: Luciana Echevarría, Noé Argañaraz y Cintia Frencia, las primeras en la Legislatura y la última en el Concejo Deliberante. Argañaraz y Frencia ocupan los escaños que primero ocuparon respectivamente Soledad Díaz García y Laura Vilches.

Olivero señala que aquellos roles que tradicionalmente se le asignan a las mujeres en la sociedad, el cuidado de sus hijos y de sus padres, es determinante en el ejercicio de la militancia activa en los partidos tradicionales. “En la izquierda las mujeres no sólo tenemos espacio, sino que los compañeros están comprometidos con ayudar para que tengamos una activa y decisiva participación en la discusión política y toma de decisiones de una campaña”, explica la dirigente.

WhatsApp Image 2021-06-27 at 09.53.03

Liliana Olivero, referente de la izquierda en Córdoba.

Betiana Cabrera Fasolis es una de las pocas mujeres que preside un partido político, Libres del Sur. En pleno proceso de negociación para construir oferta progresista para las elecciones de septiembre, advierte que, junto con los movimiento feministas, fueron las organizaciones sociales “las que empujan a las estructuras políticas tradicionales” a contener a las dirigentes. “Esa agenda de género que pone bajo la lupa a la desigualdad se fue iniciada en las organizaciones sociales que actúan bajo una dinámica femenina: el 90 por ciento de las personas que coordinan las organizaciones sociales son mujeres”, explica Cabrera Fasolis.

Para ella, la política real “sigue siendo refractaria de las mujeres y excluyente de las disidencias sexuales”. “En lo cabal de la política, no se piensa en la representatividad de las mujeres. El poder sigue acumulado en la masculinidad, con un sesgo patriarcal. Los cargos de poder real siguen en manos de varones”.

WhatsApp Image 2021-06-27 at 09.53.37

Betiana Cabrera Fasolis, titular de Libres del Sur. (Javier Ferreyra)

PARIDAD SÓLO EN LAS LISTAS
 
Desde el otro extremo ideológico, la diputada nacional Soher El Sukaria coincide en este punto: “Parece una banalidad, pero el horario en el que se toman decisiones políticas atenta contra la participación de mujeres; quienes por peso en el padrón, decidimos las elecciones”. En el PRO, su partido, están expectantes por la banca que dejará en el Senado Laura Rodríguez Machado, quien aspira a renovarla.

“No faltan ideólogos para que en la práctica las normativas de paridad y cupo no impacten en la política real, excluyendo a las mujeres de los espacios de decisiones. Es una constante en la política, y una práctica arraigada en los partidos tradicionales”, dice la dirigente macrista.

WhatsApp Image 2021-06-27 at 09.54.33

Soher El Sukaria, diputada de Juntos por el Cambio. (Prensa PRO)

“La política está atravesada por la concepción de que las mujeres no somos pares en el sentido de dirigentes. La mayoría de las diputadas nacionales tenemos estudios de postgrado; una capacitación que la mayoría de los varones diputados no tiene. Sin embargo, las autoridades de la Cámara y de los bloques son ejercidas mayoritariamente por varones”, agrega.

El Sukaria protagonizó con Alejandra Vigo la primera disputa entre mujeres por la banca de legisladora departamental de Capital en 2019. La Legislatura es un buen barómetro para medir cómo se burlan en la prácticas las normativas de paridad de género: el 44 por ciento de la representación corresponde a bancas por mujeres, pero ese porcentaje es menor en las estructuras principales. En el mayoritario bloque de Hacemos por Córdoba, 21 de las 51 bancas están ocupadas por mujeres.

Sólo una mujer, Natalia de la Sota, es autoridad legislativa. De las 22 comisiones permanentes que tiene la Unicameral, la mitad están presididas por mujeres, pero sólo una de las consideradas clave para el funcionamiento legislativo –Legislación General– está en manos de una mujer, Julieta Rinaldi.

WhatsApp Image 2021-06-27 at 09.54.59

Julieta Rinaldi, legisladora de Hacemos por Córdoba. Presidenta de la comisión de Legislación General.

En el Concejo Deliberante ocurre lo opuesto: de las cuatro vicepresidencias, sólo una está ocupada por un varón: Bernardo Knipscherr, la pareja de Natalia de la Sota.

La portación de apellidos, coinciden las mujeres consultadas, es “una constante en los prejuicios” respecto del ascenso en la estructura partidaria o en la integración de una lista. “A los varones jamás se le pregunta quién es su pareja, a nosotras es la primera pregunta que nos hacen”, dice una de las dirigentes.

DOS MUJERES AL FRENTE
En la coyuntura, y en un hecho inédito para el peronismo, Hacemos por Córdoba se prepara para ofrecer dos mujeres como cabeza de lista: Vigo al Senado y De la Sota a Diputados.

La primera vicepresidenta del Concejo, Sandra Trigo, asegura que “el proceso de deconstrucción dentro del peronismo se está dando de manera más natural que forzada”, posiblemente porque el prolongado tiempo en el poder les demanda generar más dirigentes.

WhatsApp Image 2021-06-27 at 09.55.48

Sandra Trigo. La presidenta provisoria del Concejo es la tercera autoridad de la ciudad. (Prensa Concejo Deliberante).

“Este proceso no sólo debe ser de candidatas, sino de que más mujeres estén sentadas a la mesa que definen el poder y que tengan ellas mismas ‘poder de lapicera’ en la definición de estrategias electorales y políticas”, dice.

Destaca la estrategia que el peronismo cordobés desplegó para “fortalecer” a las lideresas comunitarias: “En los barrios, los liderazgos casi son excluyentes de mujeres mujeres. Pero esto no tiene un correlato en lo político. El esfuerzo ahora está en convertir a la lideresa comunitaria en una lideresa política, en apuntalar ese proceso natural de las dirigentes”.

En sentido, destaca que “el cursus honorum tiene una metodología de horarios que siempre fue una trampa para las mujeres”, lo que deriva en que “en las bases haya una mayoría de mujeres, mientras que en la conducción sean una minoría”. Para Trigo, la pandemia es una oportunidad de poner en crisis esa praxis: “La virtualidad a la que nos obligó la pandemia permitió afianzar redes que nos permiten estar comunicadas y participar activamente de la discusión política. La enorme desventaja que generó la cuarentena, en ese sentido, nos ha igualado.”

Trigo advierte que “en las estructuras juveniles la participación de mujeres es mayor”; algo que también pasa en el radicalismo: la Franja Morada y los dos comités, Provincia y Capital, están presididos por mujeres. ¿Nuevos tiempos?

Por Juan Manuel González para La Voz

Te puede interesar

omar allende

"En el juecismo local ha habido un vaciamiento de dirigentes que se han transvertido al peronismo"

Política

El ex presidente del circuito Alta Gracia del radicalismo y actual secretario del Comité Provincia, Omar Allende habló de todo. Los partidos que integran Juntos por el Cambio en Córdoba, el rol de la UCR, las alianzas, la necesidad de ganar territorio y sobre todo el futuro de este partido centenario. En esas descripciones no pudo dejar pasar el papel que juega hoy por hoy el presidente del Frente Cívico en el departamento que trabaja en el municipio a la par de un intendente peronista.

Lo más visto

Boletín de noticias