Mi Valle Mi Valle

Últimas noticias

Mitos y verdades sobre la donación de órganos

El Ecodaic brinda información que ayuda a esclarecer y desalentar creencias incorrectas que pueden incidir negativamente en la voluntad de donar.

Provinciales
mintos-verdades-Donacion-de-organos

El trasplante es un tratamiento médico al que se recurre cuando otras alternativas para recuperar la salud se han agotado, y consiste en el reemplazo de un órgano o tejido dañado por otro sano. Puede llevarse a cabo gracias a la voluntad de aquellas personas que donan sus órganos de manera altruista y desinteresada.

Si bien se trata de una práctica habitual dentro del sistema sanitario, existen mitos que pueden incidir negativamente al momento de expresar la voluntad con respecto a la donación.

Con el objetivo de promover una cultura a favor de esta acción fundamental para salud colectiva, el Ente Coordinador de Ablación e Implante de Córdoba (Ecodaic) ofrece información para resolver dudas y desmitificar creencias basadas en información incorrecta.

Algunas de esas creencias erróneas son:

Mito N°1: “Toda persona fallecida en cualquier situación puede ser donante”.

Falso. Solo pueden ser donantes de órganos aquellas personas que fallecen en unidades de cuidados intensivos con diagnóstico de muerte encefálica.

Para poder ser trasplantados, los órganos deben conservarse en condiciones de oxigenación y aporte sanguíneo adecuado hasta el momento de su extracción, situación que solo se da cuando las personas fallecen en unidades de cuidados intensivos. Esto sucede solo en el 5 por ciento de las muertes. Cuando los fallecimientos se dan en otras situaciones, los órganos no pueden destinarse al trasplante, aunque sí pueden utilizarse los tejidos.

Mito N°2: “Si soy donante, el personal de salud no se esforzará en salvar mi vida”.

Falso: El equipo de salud hará siempre todos los esfuerzos por salvar la vida de una persona. Solamente después de agotar todas las posibilidades, y luego de haberse declarado la muerte encefálica, se considera la donación. Además, el equipo médico que efectúa la ablación de órganos no es el mismo que el que trata a la persona con vida.

Mito N°3: “Existe el tráfico ilegal de órganos”.

Falso. A pesar de los rumores sobre venta y compra de órganos, no se conoce ningún antecedente policial ni judicial de casos de donantes o receptores ilegales en Argentina.

En el país funciona un único sistema nacional de trasplantes organizado y monitorizado por el INCUCAI. Es impracticable realizar por fuera de este sistema, la detección de un posible donante, la ablación y transporte de un órgano, el análisis de compatibilidad genética con el receptor, el implante de órgano en una cirugía de altísima complejidad, la asignación de la medicación para la inmunodepresión y el seguimiento del paciente. En un operativo de procuración y trasplante de órganos participan alrededor de 150 profesionales y se requiere una infraestructura de gran complejidad.

Mito N°4: “La donación de órganos y tejidos puede dejar al cuerpo «no presentable» para ser velado”.

Falso. El cuerpo de la persona donante es tratado siempre con respeto. Los órganos donados se obtienen con todos los cuidados de una operación quirúrgica de rutina, que no cambia el aspecto externo del cuerpo.

Mito N°5: “Las personas famosas o influyentes avanzan más rápido en la lista de espera”.

Falso. Todos los ciudadanos y ciudadanas tienen el mismo derecho y las mismas posibilidades de recibir un trasplante, independientemente de los recursos sociales o económicos. Las listas de espera del INCUCAI son únicas, nacionales y están agrupadas por órgano o tejido. El ordenamiento numérico de las listas se da en cada operativo de procuración al conocer las características de compatibilidad entre donante y receptor y el lugar donde se procura el órgano, la ubicación en la lista de espera y la situación clínica de la persona. Todo este proceso es realizado por un sistema informático denominado SINTRA, sin la posibilidad de que una persona pueda influir sobre los resultados.

Mito N°6: “Hay personas demasiado mayores o demasiado jóvenes para donar sus órganos”.

Falso. Toda persona mayor de 18 años puede manifestar en forma expresa su voluntad respecto de la donación de sus órganos y tejidos. Para eso, no se requiere ningún estudio médico previo. Llegado el momento, el personal de salud determinará cuáles son los órganos viables para un trasplante.

En el caso de personas menores de 18 años, la autorización para la obtención de órganos y tejidos debe ser efectuada por ambos progenitores, por aquel que se encuentre presente, o por el representante legal del niño, niña o adolescente. La oposición de uno de los progenitores elimina la posibilidad de llevar adelante el procedimiento.

Mito N° 7: “Las personas trasplantadas suelen ponerse en contacto con la familia del o la donante”.

Falso. Según la ley 27.447, la identidad de los donantes está protegida y su divulgación atenta contra el espíritu de la donación, que es anónimo, voluntario, altruista y desinteresado. La confidencialidad de la identidad de donantes y receptores tiene fundamentos basados en lo individual (respetar la intimidad y prevenir posibles daños para las personas involucradas; no interferir en el proceso de duelo, facilitar la adaptación al implante), y en lo social (preservar la credibilidad y confianza pública en la actividad).

Mito N°8: “Mi religión no permite la donación de órganos”.

La donación es un acto de solidaridad y altruismo, postura compartida por la mayoría de las religiones.

Cómo manifestar la voluntad sobre la donación

La nueva Ley de Trasplante de órganos, tejidos y células, aprobada en 2018, establece que toda persona mayor de 18 años es considerada como donante de órganos y tejidos salvo que haya dejado constancia expresa de lo contrario. Sin embargo, es importante hablar con las personas queridas sobre esta decisión, para evitar contrariedades al momento del fallecimiento.

La voluntad sobre la donación puede manifestarse digitalmente a través de https://www.argentina.gob.ar/miargentina. Para esto, es necesario crear una cuenta en Mi Argentina, y acceder al formulario «Manifestar mi voluntad de donar» en la sección de Salud.

También puede hacerse presencialmente, al momento de tramitar el Documento Nacional de Identidad o al concurrir al INCUCAI o a los Organismos Jurisdiccionales de Ablación e Implante de todo el país (en Córdoba, el Ecodaic). Además, puede realizarse desde cualquier dependencia del Correo Argentino, enviando un telegrama gratuito con tu nombre, apellido, DNI y domicilio.

Fuente: Gobierno de la Provincia de Córdoba

Te puede interesar

Lo más visto

Boletín de noticias