Mi Valle Mi Valle

Últimas noticias

Cuando lo esencial es invisible a los ojos

La necesidad individual, de cada caso en particular, desató una discusión casi filosófica sobre qué es realmente lo esencial y hasta que punto se puede dividir la actividad de esa manera. Mientras tanto, el confinamiento continúa, y la gente intenta sobrellevarla.

Editorial
editorial

Desde que comenzó la pandemia, se incorporaron al vocabulario popular muchos términos. Comenzamos a hacer corriente el uso de "contacto estrecho", "positivos", "cuarentena", "hisopados", "covideras", "clases presenciales", "virtualidad", "teletrabajo", entre otros muchos más. Todos dan cuenta de una realidad que dista mucho de lo que fue hasta el año pasado nuestro día a día.  Esta llamada "Nueva realidad", nos llevó no solo a conocer terminología nueva, claro, también nos puso en un estado mental y social al que tampoco estábamos acostumbrados. 

La lucha por la supervivencia está en nosotros desde nuestros comienzos. Según Darwin, "la evolución de las especies hace que un individuo se adapte al medio, con lo que encontramos que el mejor adaptado es el que sobrevive", decía. Sin dudas, nunca mejor aplicada esa teoría a nuestro hoy por hoy. Todos y cada uno de nosotros, con los elementos que pudo, se adaptó. Escuchó discursos, estadísticas, decretos, cierres, aperturas, cuarentenas, y siguió adaptándose. No es culpa de nadie, dicen, simplemente nos tocó y debimos estar "a la altura de las circunstancias".

Buena parte de la sociedad lo estuvo, pero quienes seguramente no recordarán este momento como su vidriera al mundo, será la clase política, la que obviamente no lo estuvo;  y también intentó sobrevivir provocando el menor daño colateral posible, al menos en las carreras políticas de cada uno. 

Hemos escuchado un sinnúmero de contradicciones y de frases "desafortunadas", accionares contradictorios y  discursos fuera de lugar. Quienes ocupan un lugar por fidelidad, militancia, o necesidad intentaron sobrevivir de la mejor mamera, pero muchos de ellos no tolerarán un solo registro cuando todo esto pase. Y eso no solo incluye a funcionarios, sino también a la oposición. Ni qué hablar del Legislativo...una burbuja que se mantuvo al margen de todo lo que está pasando. Para ellos, parece, las problemáticas pasaron por otro lado, ni tocaron la vereda de calle Belgrano, donde funciona el Concejo Deliberante. 

Para el intendente, quien forma parte de los llamados "Intendentes de pandemia"  vamos dedicarle un capítulo aparte. Hay una realidad, y es que no ha sido nada fácil gobernar en un proceso como este, pero también es cierto que un proceso como este ha tapado decenas de ineficiencias. No se sabe si para el la pandemia fue tan negativa como para otros, o simplemente el salvavidas a su gestión, al menos por el momento. 

Comerciantes marcan la cancha

Se sabe que cuando los dirigentes no están a la altura de los acontecimientos, es la gente quien cobra protagonismo.

Esto parece ser lo que dejó la concurrida manifestación que tuvo lugar en la mañana del sábado 22 de mayo, donde comerciantes de la ciudad volvieron a reclamar ante las autoridades locales por las restricciones impuestas a los comercios considerados "no esenciales".

Los comerciantes, hicieron valer el inciso 10, art. 5 del nuevo Decreto de Necesidad y Urgencia Presidencial (Decreto 334/2021) no tenido en cuenta por el intendente y su equipo. Esta disposición habilita la “venta de mercadería ya elaborada de comercios minoristas a través de plataformas de comercio electrónico, venta telefónica y otros mecanismos que no requieran contacto personal con clientes y únicamente mediante la modalidad de entrega a domicilio o retiro. En ningún caso podrán abrir sus puertas al público.”

Tal como sucedió en octubre del pasado año cuando fue la misma gente la que evitó  la clausura del local gastronómico Arquestrato, una vez más los comerciantes le torcieron el brazo al intendente Torres, dejando al desnudó un alto grado de improvisación de la actual gestión municipal.

Lo esencial y no esencial

Y ahí se despierta la discusión casi filosófica de "esenciales y no esenciales", ¿Quién tiene la vara para medir que es esencial y qué no en una situación de pandemia donde las necesidades se cuentan de a decenas y la situación se complica día a día?. Sabemos que esta terminología llega desde la cúspide de la pirámide, y no fue algo que se le ocurrió al intendente y su equipo, claro y que hay un decreto que debía ser respetado porque milagrosamente el gobierno provincial decidió adherir al escrito antes de conocerlo. Pero lo cierto también es que los referentes de cada localidad debatieron largamente para intentar mitigar el efecto de este nuevo confinamiento. Sabiendo que en Alta Gracia, previo a este decreto, había una carta del Centro de Comercio donde se advertía las necesidades del sector y pedía ser tenidas en cuenta antes de tomar decisiones...¿A nadie se le ocurrió reunirse o dialogar antes de que se generara la manifestación popular frente al municipio?.

WhatsApp Image 2021-05-21 at 19.55.22

Sin dudas, ante esta decisión política lo esencial y no esencial vuelve a ser eje de debate. Según el diccionario, "Esencial" es "lo importante y necesario, de tal forma que no se puede prescindir de ello". Los emprendedores y comerciantes manifestaron que su trabajo es esencial, que mantener a sus familias y las familias de los empleados es esencial, pagar los impuestos que no disminuyen a pesar de la pandemia también es esencial...entre otras cosas. Aseveraciones muy reales. Teniendo en cuenta que el DNU nacional fue bastante ambiguo en algunos puntos y esto generó incertidumbre en la forma de su aplicación, y teniendo en cuenta, además, que muchos funcionarios se abrazaron a esa ambigüedad  para modificar ciertas medidas que no eran aplicables a su localidad, ¿no podría haberse puesto -al menos- en duda el significado de esencial en Alta Gracia?. 

 

Te puede interesar

Lo más visto

Boletín de noticias