Mi Valle Mi Valle

Y un día Pavón volvió a jugar en Boca

A casi dos años de su última vez en el Xeneize, Kichán ingresó a los 20' ST contra Huracán. Necesita ritmo.

Deportes

Después de una espera que se estiró mucho más de lo deseado, Cristián Pavón volvió a lucir la camiseta de Boca este domingo, en el triunfo 1-0 contra Huracán en Parque Patricios. Pasaron casi dos años desde su última vez, en aquella malograda final contra Tigre en 2019.

Pavón llegó como refuerzo en enero luego de estar a préstamo una temporada y media en Los Angeles Galaxy, de la MLS. En febrero debió someterse a una operación de fibrosis en ambos tobillos y, luego de varias semanas de entrenamientos con sus compañeros, Russo lo incluyó por primera vez entre los concentrados para el duelo con el Globo.

Su ingreso se produjo a los 20' del segundo tiempo, en lugar de Sebastián Villa. Pavón se tiró por la banda izquierda del ataque, aunque no tuvo mucha incidencia en el juego ofensivo. Sí volvió varias veces con la marca y hasta se tiró al piso para recuperar una pelota sobre la raya de fondo propia.

En la que única que tuvo para encarar, intentó un pase de taco y la perdió contra Bonifacio. Está claro que Kichán vuelve de una larga inactividad y necesita sumar ritmo en un Boca que tiene la agenda muy cargada entre torneo y Libertadores. Buena noticia para Russo, que suma un apellido importante para lo que viene.

La palabra de Pavón

Después del triunfo, Pavón contó sus sensaciones: "Contento por volver a jugar, que es el que quería después de mucho tiempo parado que no me sirvió de mucho. Me tocó debutar y volver a ganar rodaje. Siento que me falta un poco, lo voy a ir ganando cuando vaya jugando y sumando confianza".

Además, con respecto a su situación contractual con Boca, agregó: "Yo en ese tema no me meto, prefiero entrenar, jugar, que es lo que más quiero. Lo otro que se solucione con mi representante y mi papá. Tengo contrato hasta junio 2022, estoy tranquilo, quiero hacer las cosas bien acá para el club y la gente que se lo merece".

Kichán admitió que la operación fue determinante para volver: "Con los sobrehuesos que tenía la movilidad era muy poca, no me imaginé que era tanto. Al sacarlo me siento mucho más liberado, muevo el tobillo con libertad y también corro más suelto".

Pavón concluyó: "Lo más difícil es lo físico, entrando del banco te ahogás mucho, los partidos son intensos y eso te juega en contra, pero voy a ir agarrando ritmo. Por suerte pude entrar y estar tranquilo, hacer las cosas bien para el equipo. No me pongo a pensar en el número que uso (31) sino en jugar".

Fuente: Olé

Te puede interesar

Lo más visto

Boletín de noticias