Mi Valle Mi Valle

Últimas noticias

"Hace cinco años que no puedo ver a mi hija por acusaciones falsas"

El relato pertenece a un vecino de Valle Hermoso quien además se queja: "La justicia ahora tiene una permanente mirada feminista, no le da lugar a los padres como yo que somos víctimas"

Judiciales 16 de febrero de 2021
WhatsApp Image 2021-02-16 at 14.58.29

Dice que ya no sabe donde recurrir y que lo que lo moviliza es la necesidad de ver a su hija. Se trata de un hombre de Valle Hermoso, que espera a que la justicia le permita acceder a visitas, "aunque sea compartidas o supervisadas", advierte. 

En su relato, cuenta que entre el año 2013 y el 2014 quien entonces era su novia queda embarazada y deciden irse a vivir juntos a Huerta Grande. A pocos meses de eso, la realidad cambió completamente y comenzó una catarata de denuncias que hoy por hoy no tienen una respuesta judicial aún. 

El denunciante actualmente vive en Valle Hermoso y su ex pareja en La Falda. Trabaja en un hotel y en sonido e iluminación para eventos. "Tuve un accidente automovilístico luego de que nos fuimos a vivir juntos, durante 10 meses estuve internado en el Hospital Domingo Funes en coma y luego rehabilitación para caminar, hablar, etc. Durante estos 10 meses ella volvió a la casa, salía y tenía vida social", cuenta. 

"Cuando me dieron el alta, vuelvo a Huerta Grande a la casa de los dos, y ahí ella me dice que no quería estar más conmigo así que volví a mi casa y ella a la suya; y empezamos a pelear por la tenencia de mi hija. Me escribió un día y me dijo que cuando salía un sábado, por ejemplo, no tenía con quien dejarla así que me propuso que me hiciera cargo esos días. Era como un favor que ella me hacía a mí, cuando sabemos que es un derecho", agrega. 

Y continúa con su relato: "Una mañana vuelvo de un evento en el que había trabajado, me siento a esperar en la casa porque iba a ver ca mi nena, y baja un hombre con mi hija en brazos, ahí hubo un cruce de palabras, violencia verbal, no física porque yo tengo una placa en la cabeza y otra en el brazo derecho a raíz del accidente y soy consciente de que no puedo pelear.  Discutimos en la calle, este hombre se va, yo me quedo con ella discutiendo y cuando llego a mi casa a Valle Hermoso, llega un policía a mi casa a notificarme de una denuncia por violencia de género que ella había hecho con vecinos de testigo. Sumó fotos a esta denuncia de una marca en su cara que nada tiene que ver porque ella juega al basket y constantemente tiene marcas y moretones".

Dice, por otra parte que esta forma de visita "no la convencía porque se sentía controlada de alguna manera, entonces comienza a correrme de su casa en La Falda donde vivía con su madre, con restricciones y denuncias de todo tipo. Entre ellas, hace otra mostrando la foto de un moretón que tenía mi hija en la espalda, porque un día jugando en mi casa, se resbala y se hace un raspón. Fue a la Policía y dijo que era una marca de cinto. Yo hice mi descargo en ese momento. Nada más que con la verdad, pude dejar sin efecto esa mentira", reflexiona. 

"Hace cinco años que me corre con denuncias de este tipo. Ella agarra este problema mío, y las secuelas que me quedaron tras el accidente como una herramienta para correrme. Hace cinco años que no puedo ver a mi hija por acusaciones falsas", explica. 

Tras relatar estos sucesos, suma el último que ocurrió esta semana: "Fui a cobrar al banco a La Falda, a cobrar una pensión por discapacidad que tengo y en una esquina me la cruzo. Bajo el vidrio de la camioneta y le digo que por favor me deje ver a mi hija, "dejamela ver hace cinco años que no la veo". Ella sin mediar palabra agarra su teléfono y comienza a filmar, vuelvo a decirle lo mismo; como no me habló, me fui. Esa misma tarde llegó la Policía a casa de nuevo por una nueva denuncia, porque dijo que estaba siguiéndola y la prueba era ese video"

Para culminar reflexiona: "vivo solo, tengo 30 años, recién pude hacerme mi casa, porque cobré el juicio de ese accidente. Vivo solo y teniendo tan cerca a mi hija no puedo verla. Tengo presentaciones hechas en la justicia, los descargos de esas denuncias, en Cosquín. Hace años que pido visitas, con mi padre, con la madre de ella, no me importa, con tal de verla 10 minutos. En su crecimiento, la parte más importante de su vida, no pude estar. La justicia ahora tiene una permanente mirada feminista, no le da lugar a los padres como yo que somos víctimas", finalizó. 

Te puede interesar

Lo más visto

Boletín de noticias