Mi Valle Mi Valle

Últimas noticias

Va a juicio por violento: la trama del caso

Amenazó de muerte a su pareja e hijos en la vía pública. Había estado preso por homicidio simple y lesiones. ¿Qué pasa cuando la víctima está inmersa en un vínculo enfermo y no se anima a denunciar?

Judiciales 05 de enero de 2021

Un hombre de 44 años oriundo de Alta Gracia va a juicio por orden de la Fiscalía I, luego de que las pruebas y testimonios lo coloquen en el centro de una escena plagada de violencia y abusos familiares. 

El hecho tomó estado público en junio de 2020, luego de que fuera detenido en la vía pública por amenazar de muerte tanto a su pareja e hijos como a los policías que intentaban detenerlo. 

A partir de allí comenzó una investigación que puso en evidencia una vez más, cómo es el círculo de una mujer abusada: testimonios tergiversados, ocultamiento de la realidad y necesidad de seguir sosteniendo el vínculo a pesar de todo, lo que obviamente la imposibilita a denunciar y cambiar esta realidad. 

Cabe recordar que el 7 de junio pasadas las 23:30 hs  y a raíz de llamados de vecinos, llegó la Policía hasta un barrio ubicado en la zona norte de la ciudad por un supuesto hecho de violencia. Las denuncias hablaban de que un hombre "zamarreaba y agredía a su pareja y sus hijos en la calle".

Allí, en medio de la vía pública, encontraron a una mujer y dos menores visiblemente conmocionados y llorando.  En la vereda del domicilio, en tanto, había un hombre que los insultaba, les gritaba y los amenazaba.

Cuando vio que la Policía se acercaba se encerró en el interior de la casa y luego desde allí, hizo lo mismo pero con los efectivos. Fue reducido y detenido. Mientras era ingresado al móvil se golpeó la cabeza en reiteradas oportunidades contra el auto y continuó con su actitud violenta; hecho que fue advertido por testigos. 

La víctima, en su primera declaración (que brindó mientras sucedían los hechos) dio detalles similares a los de los vecinos; sin embargo, cuando fue citada a declarar la cosa cambió.

A partir de ese momento, sostuvo que nunca fue violento tanto con ella como con sus hijos, y que si lo era consigo mismo mientras estaba en estado de ebriedad o bajo los efectos de las drogas. Además, que era necesario que recupere su libertad y comience un tratamiento. También aclaró que no entendía por qué razón los vecinos habían llamado a la Policía ya que "no pasaba nada, solo algunos gritos porque el estaba nervioso".

Las pericias psicológicas realizadas a la mujer dieron cuenta de una situación de sumisión, una constante en casos de violencia de género, y  necesidad constante de minimizar los hechos; hechos que sin dudas fueron confirmados por familiares y testigos, quienes tenían en claro la agresividad de este hombre hacia los suyos. Es más, mucho de ellos, manifestaron tenerle miedo.  

Como para terminar de confirmar la realidad en que la que estaba inserta esta familia, las pericias realizadas al detenido fueron contundentes a la hora de establecer una personalidad violenta. "Personalidad impulsiva con minimización de la implicancia y magnitud de la violencia, potenciada por el consumo de sustancias tóxicas, lo que deriva en conductas disruptivas y disvaliosas; además de dilucidar la plena capacidad de comprensión y acción criminal, esto es, sabía lo que hacía e hizo lo que quería", sostiene parte del informe. 

El detenido permanece en la cárcel de Bouwer y puede tener una pena que va de los 2 a los 7 años de prisión, en caso de que los jueces sostengan la imputación de Coacción, Amenazas y Resistencia a la Autoridad que fue determinada por la Fiscalía. 

Cabe destacar que ya ha cumplido dos condenas. Una de ellas dispuesta por la Cámara en lo Criminal de 6° Nominación de Córdoba en el año 2005, donde se lo condenó a 11 años de prisión por lesiones leves calificadas, amenazas calificadas y homicidio simple que tuvo como víctima a un vecino. Luego, ya en el 2016, la Cámara en lo Criminal N° 3, lo llevó a la cárcel durante un año y seis meses por lesiones leves calificadas por el vínculo, amenazas calificadas y desobediencia a una orden judicial.  

¿Cómo denunciar hechos de violencia familiar en Córdoba?

  • En la Unidad Judicial de Violencia Familiar (Polo de la Mujer) que atiende las 24 hs, todos los días del año. (Te. 0351 – 4481616 – Int. 30641/2), o las sedes del Polo de la Mujer más cercano al domicilio
  • En todas las sedes de las restantes Unidades Judiciales de la ciudad de Córdoba y del interior de la provincia, las que atienden las 24 hs, todos los días del año.
  • En las oficinas de las Fiscalías de Instrucción que se encuentren de turno en cada sede judicial.
  • En el 137 se hace acompañamiento a las víctimas.

Las denuncias son anónimas. 

Te puede interesar

Lo más visto

Boletín de noticias