Mi Valle Mi Valle

Últimas noticias

coco ciarez

Coco Ciarez: "Estamos del lado de la gente"

Actualidad 21 de enero de 2021

Lo dijo el intendente de Malagueño en relación al conflicto del camino provincial S-514. Representantes de vecinos que exigen a la empresa Holcim S.A. una solución, se reunieron este miércoles con el secretario de Gobierno, previo a la Audiencia Pública que se realizará en pocos días.

WhatsApp Image 2021-01-21 at 10.08.18

Alta Gracia sigue estancada en su historia

Editorial 21 de enero de 2021

A pesar de los múltiples esfuerzos por ofrecer "algo más", los turistas saben que a esta ciudad vienen a ver museos. La promoción de otro tipo de alternativas es tibia y no traspasa el arco de ingreso a la localidad. Esto ha generado que las demás localidades del Valle de Paravachasca comiencen a ver con buenos ojos la posibilidad de ser ellas quienes tomen la manija de este asunto.

"Lo primero que anhelo como hombre del peronismo es que podamos abrir la casa partidaria"

Lo dijo el concejal y presidente del bloque de Hacemos por Córdoba Pedro Spinetti en una entrevista con Mi Valle donde hizo un balance del 2020, tanto del año legislativo, como del sanitario en general y del partidario en particular.

Política 28 de diciembre de 2020
WhatsApp Image 2020-12-28 at 11.49.16

Si bien cada fin de año es época de balances, este 2020 estuvo atravesado por una pandemia que afectó a todos los niveles de la sociedad. El político fue uno de ellos, y por eso desde Mi Valle, entrevistamos a distintos referentes locales para que dejen su mirada sobre esto. En este caso es el turno del concejal de Alta Gracia y presidente del bloque de Hacemos por Córdoba Pedro Spinetti, quien hizo un balance del 2020, tanto del año legislativo, como del sanitario en general y del partidario en particular.

Hay un nuevo tiempo en política. Creo que a partir de esta pandemia hay un antes y un después, y va a quedar evidenciado que se terminó ya -para mí- esa política de promocionarse, de buscar el marketing, de sacarse la foto cuando uno hace algo. Considero que la gente reconoce más cuando se transita mediante la acción y el trabajo.

Tiempo de balances ¿qué reflexión le amerita este 2020 en cuanto al trabajo del Concejo Deliberante en general?

Bueno ha sido un año más que especial,  creo que la historia de la humanidad nunca hubo una pandemia de esta dimensión y todo lo que acarreó la misma. Indudablemente Alta Gracia como parte de este gran sistema que el mundo no fue ajena a esto. En cuanto a la labor como concejal, hubo dos acontecimientos. Este de la pandemia, y el otro que por primera vez era concejal. La pandemia nos distorsionó a todos; en nuestros hogares, en la parte laboral y por supuesto también en el seno mismo del Concejo. No es lo mismo haber sido concejal, supongo porque no lo viví, en un tiempo o diferente a éste que ser concejal con una pandemia. Esto ha traído que nos haya limitado muchísimo, muchísimo en montones de cosas, tanto en la acción parlamentaria como aquellas cosas qué del Concejo podríamos hacer. Por otro lado,  en lo personal fue todo un año de aprendizaje, de conocimientos de aprender a aprender de la labor parlamentaria y también de mis colegas; porque cada uno tenía una forma, cada uno tenía un pensamiento.

Seguramente cuando pase esta pandemia y a medida que transcurre el tiempo voy a estar a la altura de los acontecimientos

 ¿Y a su bloque en particular?

En cuanto al bloque creo que después de un año este bloque al cual represento porque soy presidente,  nos estamos conociendo y esto nos ha permitido finalizando prácticamente el año un mayor conocimiento de cada uno de nosotros, de nuestras virtudes y de nuestros defectos; sin embargo siempre hubo un espíritu de trabajar en equipo y esto hay que destacarlo cada uno desde su perspectiva y cada uno de su posicionamiento.

Este era un tiempo de no hablar mucho, pero si era un tiempo de reflexionar y de trabajar en silencio.

¿La oposición?

En cuanto a la posición creo que también acompañó este proceso y también ha habido muy buena relación, por supuesto con un proyecto político totalmente diferente al que sostiene el oficialismo. Por todo esto en estos días escribí en mi facebook algo.. diciendo que le pedía al ciudadano de Alta Gracia disculpas por seguramente las cosas que no pude hacer o por algunas qué no las hice bien partiendo que todos somos seres humanos y cometemos errores; pero darles la confiabilidad que todo lo que hice lo hice en función de los vecinos de la ciudad de Alta Gracia porque soy un vecino más que tuve el halago y la suerte de que me eligieran ser concejal y por lo tanto me debo a los vecinos de esta ciudad. Seguramente cuando pase esta pandemia y a medida que transcurra el tiempo voy a estar a la altura de los acontecimientos. Muchos me han preguntado por qué no salía en los medios de comunicación. Creo que era un tiempo de no hablar mucho, pero si era un tiempo de reflexionar y de trabajar en silencio. A veces los silencios dicen más que las palabras. No es mi estilo andar por los medios expresando cosas, no critico a aquellos que lo hacen porque bueno es una forma de hacer política, la mía es otra.  Hay un nuevo tiempo en política. Creo que a partir de esta pandemia hay un antes y un después, y va a quedar evidenciado que se terminó ya -para mí- esa política de promocionarse, de buscar el marketing, de sacarse la foto cuando uno hace algo. Considero que la gente reconoce más cuando se transita mediante la acción y el trabajo.

No es lo mismo haber sido concejal, supongo porque no lo viví, en un tiempo o diferente a éste que ser concejal con una pandemia.

Usted está siendo políticamente correcto, pero todos recordamos que más allá de la pandemia, cuando comenzó en el Concejo estaba en desacuerdo con algunas cosas...y se escuchó incluso que usted podría hacer un bloque propio. 

Bueno a ver... yo creo que usted me hace una pregunta en función de un rumor y los rumores son rumores como tal,  y vienen bien aclararlos porque sino se pueden transformar en verdades y eso no le hace bien a nadie. Usted me pregunta qué pasó con aquel Pedro que al principio daba la impresión, según los rumores vuelvo a repetir, que estaba en disonancia con el gobierno actual de la ciudad de Alta Gracia. Creo que Pedro estaba en función de, vuelvo a repetir, un momento crítico social, político, cultural que sucedía en la ciudad de Alta Gracia donde todos estábamos buscando un equilibrio justo, donde un grupo de concejales que recién veníamos a conocernos y para colmo se producía esto; y un Ejecutivo que también estaba siendo impactado muy fuerte por lo que estaba sucediendo. Entonces todos buscábamos distintas formas y expresiones para tratar de salir de esta situación;  es como o en la casa de uno a nivel familiar; todos estamos de atontados y no sabíamos... primero esto de que no podíamos salir de nuestras casas, segundo,  el miedo que aún sigue estando a la pandemia; y además todo lo otro que era desde lo económico a lo laboral, esto hacía que hubiera distintas versiones, distintos pensamientos y buscáramos las formas para tratar de solucionar. En el caso mío al principio hubo dos o tres ordenanzas que tenían que ver precisamente en intentar buscar una salida y una solución a la pandemia que estaba sucediendo. Si hubo rumores o no hubo rumores sobre que yo iba a instalar un bloque propio no los conozco ni me interesan; yo jamás estuve en contra de nadie sino estuve a favor del vecino de la ciudad de Alta Gracia, y a raíz de esto puede haber malos entendidos, por llamarlos de alguna manera...

Si hubo rumores o no hubo rumores sobre que yo iba a instalar un bloque propio no los conozco ni me interesan;  jamás estuve en contra de nadie sino estuve a favor del vecino de la ciudad de Alta Gracia

Por lo tanto yo creo que han sido rumores simplemente, si yo hubiera tenido algún otro tipo de inquietud lo hubiera manifestado. Creo ser una persona que cuando no me gusta algo lo digo, más de una vez lo he expresado dentro del recinto -no a través de los medios- si en alguna cosa no estaba de acuerdo con el Ejecutivo,  lo he discutido y se ha tomado o no se ha tomado; pero también tengo en claro que esto no es una empresa sino un municipio donde todos opinamos y todos nos escuchamos. El ejecutivo tiene un modelo de ejecución de gobierno y nosotros los concejales debemos acompañar a través de los proyectos de ordenanza sabiendo que no somos Ejecutivo.

El Concejo Deliberante siempre fue blanco de críticas, en diferentes gobiernos, en diferentes etapas...pero este en particular fue más criticado aún porque se dijo que no estaba a la altura de las circunstancias. ¿Qué tiene para decir sobre esto?

Yo creo que sí, fue criticado.. todo lo que hacemos en la vida es criticado; más hoy en día con esta forma que tienen las redes de expresar y de exteriorizar todo lo que se piensa y a veces se potencian o a veces también las redes se manejan y llevan a tendencias que indudablemente después uno, en el común diario en el boca boca, no lo nota o encuentra otra otra versión totalmente diferente.  

En la última sesión del Concejo, en la extraordinaria, se le bajó el pulgar al proyecto de la oposición de buscar un lugar en el que puedan ser contenidas las fiestas y que los chicos no vayan a la orilla del río, del lago o en un campo como suele suceder sin ningún tipo de control. El bloque del oficialismo le dijo que no, y circunstancialmente en el 2016 también había habido un proyecto similar pero que llegó desde el oficialismo donde el mismo peronismo también le dijo que no. ¿Cuál es su opinión personal en torno a esto? ¿No cree que es necesario abrir el debate como lo están haciendo ya algunas ciudades del interior?, sobre todo teniendo en cuenta que es algo que va a seguir ocurriendo?

Respecto a las fiestas clandestinas, y luego de haber leído su nota (Alta Gracia: cuando el oficialismo también pidió controlar las fiestas clandestinas), creo que en el año 2016 era otro el contexto, totalmente diferente con el contexto de hoy. Si bien es cierto lo que usted dice,  o lo que se pide también desde distintos ámbitos sociales de esta ciudad, yo parto de algo que es fundamental: estamos en una pandemia que no sabemos a dónde va a terminar. Creo también que como ha sucedido en todas partes del mundo se ha demostrado que el ser humano es un ser sociable y que la sociabilidad no se la puede manejar a través de soportes digitales, hace falta la presencialidad....pero indudablemente la pandemia que nos demuestra esto, nos está demostrando también que el contagio puede ser letal para muchos; y yo sinceramente apuesto a la vida no apuesto a la muerte. No quiero decir con esto que quien realice una fiesta le está apostando a la muerte; lo que estoy diciendo es que tenemos que tener muchísimos cuidados por los contagios que se puedan producir. Detrás de una adolescente puede haber un contagio y puede ser transmitido al seno de distintas familias, y esto puede ser imparable. Yo creo que por ahora, y esto es una decisión que viene de Nación y de Provincia, debemos esperar un tiempo más, debemos ver la evolución dinámica que va teniendo esta pandemia, tenemos que ver cómo funciona también el sistema de vacunas, como respondemos a todas estas salidas que tuvimos por las fiestas en cuanto a los casos que pueda haber; por qué después indudablemente vamos a tener dificultades. Habrá que ver como tratamos el tema de las fiestas, en otro tiempo, más adelante, eso no quita ir instrumentando políticas que busquen formas para que los jóvenes puedan expresar su necesidad de socialización y creo que hay que acompañarlos. Aunque también me da la impresión que es fácil decir si, pero es muy difícil decir no. Cuando uno quiere y tiene afecto por el bien del otro, la empatía hacia el otro,  indudablemente busca todos los mecanismos y todos los elementos para que al otro no le pase nada; así que no es un no rotundo, es uno que tiene que ver con lo que está sucediendo hoy en cuanto a la evolución de la pandemia y ante el desconocimiento de la enfermedad que todavía no se conoce, que todavía las vacunas no sabemos qué efecto van a tener y cómo va a ser el comportamiento. Así que desde ese punto de vista creo que hay que seguir debatiendo, buscando nuevas alternativas para ver cómo podemos ir produciendo algo que es bastante difícil; procesos de socialización sin enfermarnos.

Habrá que ver como tratamos el tema de las fiestas, en otro tiempo, más adelante, eso no quita ir instrumentando políticas que busquen formas para que los jóvenes puedan expresar su necesidad de socialización y creo que hay que acompañarlos. 

Saliendo del ámbito del Concejo, y teniendo en cuenta que usted es peronista, siempre lo ha sido...¿cómo ve el justicialismo en la ciudad? teniendo en cuenta que hay dos corrientes que son de público conocimiento. ¿Cree que se va a lograr consenso? ¿Qué el peronismo se va a poder unificar? 

Creo que lo primero que anhelo como un hombre del peronismo de tantos años es que después de esta pandemia, o cuando se estabilice esta pandemia, podamos abrir la casa partidaria. Si hay dos tendencias -como usted dice o a lo mejor hay más-, creo que lo más loable y democrático, como siempre lo ha hecho el justicialismo, es debatirlo en una interna o través de una mesa de consenso.  Como dice nuestro apotema el que gana conduce y el que pierde acompaña, y así debe ser, así e la esencia del peronismo; creo que ni bien termine esto los peronistas de Alta Gracia nos debemos a buscar todos los mecanismos, todos los mecanismos, para abrir el partido, para hacer política partidaria desde la casa partidaria para lograr algo que es fundamental y es lo que vivimos pregonando; justicia social. En este tiempo de pandemia qué lindo  hubiera sido encontrar un partido abierto trabajando para la gente, ayudando a la gente en esta coyuntura totalmente adversa teniendo presencia política una política dinámica, fuerte; no trabajando para un puesto o un cargo, sino trabajando para la militancia.  Para mí eso es la militancia, eso es el justicialismo: justicia social, trabajo, solidaridad, empatía con la gente.

Lo primero que anhelo como hombre del peronismo es que podamos abrir la casa partidaria

Yo creo, y dentro de de mi humilde condición de militante, voy a hacer todos los esfuerzos para trabajar por un justicialismo que indudablemente va a esta unido y debe estar unido, también reconociendo las distintas expresiones, los distintos pensamientos; esto lo fortifica y le hace bien. Si no hubiera diferencias sería un partido chato sin aspiraciones y con peligro de extinción; tener distintas visiones o pensamiento lo hace vigoroso, fuerte. Lo importante es que esto debe estar contenido dentro de una estructura partidaria donde todos podamos convivir con las diferencias, con los aciertos y con las coincidencias.

En este tiempo de pandemia qué lindo hubiera sido encontrar un partido abierto trabajando para la gente, ayudando a la gente en esta coyuntura totalmente adversa teniendo presencia política una política dinámica, fuerte; no trabajando para un puesto o un cargo, sino trabajando para la militancia.  Para mí eso es la militancia, eso es el justicialismo: justicia social, trabajo, solidaridad, empatía con la gente.

Hablando del peronismo, le tengo consultar algo que fue noticia y sacudió al seno del justicialismo local: el regreso del ex intendente Walter Saieg a la banca departamental de la Legislatura. ¿Cree que esto suma? ¿Cómo lo ve?

Creo que no apareció nuevamente Walter Saieg,  siempre estuvo porque nadie le puede quitar sus años de militancia,  su trabajo en el peronismo,  su posicionamiento y todo lo que incumbe a un peronista que ha sido y es. A mí me parece que la presencia de Walter era esperada por todo el mundo, sabemos que es un político de raza, que va a dejar de militar el día que no esté más, mientras tenga un poco de vida va a seguir militando y está bien que así suceda. Vuelvo a repetir, un partido se fortifica a través de la diferencia de ideas,  por eso  creo que le trae al justicialismo la posibilidad de optimizar... la vida no está para uno solo para crear se necesitan dos, para formar un partido por lo menos dos y si hay más mejor. En el debate de las ideas salen indudablemente los resultados así que personalmente creo que no ha cambiado nada, que todo está ahí y que ojalá por el bien del justicialismo nos pongamos nuevamente en marcha. No se quién tendrá el privilegio de conducir y no preocupa,  lo que si vuelvo a reiterar me preocupa que no hagamos militancia.

La presencia de Walter era esperada por todo el mundo, sabemos que es un político de raza

Con lo que está diciendo...deja entrever que el peronismo local ¿no está activo?. Debe ser una situación muy particular del peronismo, no se ha visto muchas veces y seguramente la pandemia tendrá que ver, o no tendrá que ver; hay que encontrar el motivo real, ¿no?

La cara visible hoy del partido es quien lleva adelante el proceso del municipio de la ciudad de Alta Gracia, pero el peronismo es la totalidad de los peronistas. Y si tiene que ver la pandemia porque antes de  esto se estaba afiliando, se iba a ir a una mesa de dialogo o a una interna y se tuvo que suspender. Por lo tanto si tuvo que verla crisis sanitaria, no otra cosa. 

Además de la cuestión sanitaria de la pandemia, ¿hay algo que lo preocupa?

Lo que me preocupa mucho, y lo he hablado en la medida que puedo con el Ejecutivo para sugerir algunas idea, teniendo en cuenta que vengo de la parte privada, es el tema contable y administrativo para el cuidado y equilibrio de las cuentas municipales sabiendo que, producto de la pandemia y de desequilibrios económicos, pueden darse situaciones que hay que prever. Durante todo este año creo que el municipio ha sido muy equilibrado y bastante sólido, ha cumplido dentro de todo con sus compromisos y eso tiene un valor importante. A pesar de que cayó la recaudación se ayudó mucho también instituciones y áreas que necesitaban un alivio, si bien no se pudo cubrir todo, se cubrió una gran parte. Pero este año, va a tener que haber un control mucho más estricto, cuidar el gasto, ver donde se pone cada moneda porque se prevé una inflación de aproximadamente del 50 al 55%. Ya hay provincias que han entrado en default y es un riesgo. Todo esto va a impactar muy fuerte en los municipios y Alta Gracia no escapa a eso. 

¿Puede calificar con un número del 1 al 10  la gestión municipal, la legislativa y su rol como concejal  en este 2020?

No me gusta hablar de números porque siempre dije que igual que en la Educación los números no marcan el real desempeño de las personas. Los números sirven para la fiebre, la presión...ante actividades que realiza el hombre es muy difícil lo cuantitativo. Creo que tanto en el Concejo, como en el Ejecutivo, o en mi desempeño, indudablemente tenemos anhelos e inquietudes. Hemos hecho cosas que nos permiten seguir estando y otras que vamos a tener que cambiar, mejorar. Tenemos que seguir trabajando y luchando por todo esto. 

Te puede interesar

Lo más visto

Boletín de noticias