Mi Valle Mi Valle

Últimas noticias

"El Ejecutivo municipal no solo debe sacarse la foto con los funcionarios provinciales, sino gestionar y reclamar"

Lo dijo la edil de Alta Gracia Crece Lucía Allende durante la sesión extraordinaria del Concejo Deliberante, donde fue tratada la carta de la UTS sobre "la difícil" situación del Hospital Illia.

Política 23 de diciembre de 2020

Durante la sesión extraordinaria del Concejo Deliberante que se desarrolló esta semana en la sede del Colegio de Abogados se trataron varios temas, entre ellos, la carta que envió la UTS (Unión de Trabajadores de la Salud) sobre la "difícil situación del Hospital Illia". 

En un detallado informe describieron uno a uno los problemas que tendría el nosocomio local en la actualidad, y que se ha repetido públicamente en innumerable cantidad de oportunidades mediante asambleas y reclamos colectivos. 

En el escrito, dirigido a la directora,  dice lo siguiente: 

Por medio de la presente hacemos conocer la situación las distintas especialidades del
Hospital Arturo U. Illía, según el relevamiento realizado por UTS.
DERMATOLOGÍA:
Muchos de los casos derivados a esta especialidad deberían ser atendidos por especialistas
en alergia, inmunología o reumatología. Ya que el hospital no cuenta con médicos especialistas
en estas áreas, los pacientes deben ser derivados a Córdoba, con todo los inconvenientes que
esto genera.
Falta personal capacitado para informar estudios de imagen ante patologías prevalentes.
Falta medicación específica para prurito. Hace más de dos meses que no hay crema
furacinada para quemaduras.
GASTROENTEROLOGIA:
Médico gastroenterólogo y hepatólogo, personal único (en este momento en situación de
contrato rescindido desde el 30/10/2020).
No se cuenta con videoscopio para realizar endoscopia digestiva alta y colonoscopias.
No se realizan estudios digestivos contrastados.
No se realizan ecografías abdominales de urgencia.
Limitación para la realización de anticuerpos, marcadores tumorales, serología viral y
hormonas, estudios que son derivados a Córdoba y cuyos resultados tienen una demora de un
mes aproximadamente. Desde el inicio de la pandemia estos análisis están suspendidos, salvo
casos de urgencia.
RADIOLOGÍA:
Este servicio cuenta con ocho agentes de planta permanente (tres pases en comisión) y dos
contratados: uno desde el año 2007 y el otro desde el 2015.
Se reclama falta de personal. Un solo radiólogo realiza guarda activa de 24 h y otro atiende
solo por la mañana de lunes a viernes (siempre que sean hábiles) y realiza turnos, quirófano, UTI
adultos, neo y área COVID. A esto se suma la cantidad de pacientes que se ha incrementado
notablemente. Sábados y domingos se encuentran solos.
No hay personal exclusivo para el servicio de mamografía. Se sobrecarga al radiólogo de
guardia y no se respeta la cantidad de pacientes pactada.
Se han jubilado agentes en 2006, 2017 y 2020, que no han sido reemplazados. Sin contar
que próximamente se jubilara uno más.
No hay reemplazos, estos se realizan entre los mismos radiólogos, con lo cual se sobrepasan
las horas estipuladas por ley.
Actualmente un agente está con carpeta médica.
El médico especialista en diagnóstico por imágenes se jubiló en febrero de 2012.
La falta de aparatología no permite el trabajo correcto.
La reveladora que existe es añeja y se va arreglando con partes de otra que está en desuso.
Se utiliza el mismo equipo portátil de la UTI de adultos que para la UTI de neo con la
contaminación que el traslado conlleva.
No existe equipo portátil exclusivo para la sala de urgencias.
No hay tomógrafo.
Chasis obsoletos.
Falta de espacio adecuado para permanecer 24 horas; el baño se comparte con los
pacientes.
El lugar donde algunos comen, es el lugar en el que se reciben los pedidos de los pacientes.
En la ventana de atención no existe un vidrio de protección que evite el contacto paciente -
radiólogo.
Falta de personal administrativo.
GINECOLOGÍA:
Falta de nombramiento de Jefe de Servicio desde hace 4 años.
Extinción de residencia.
Personal jubilado y cargos que se han perdido.
Falta personal para cubrir las guardias en vacaciones.
Más de la mitad de los médicos son contratados.
Personal de riesgo mayor de edad y con patologías crónicas realizando guardias.
Personal sobrepasando su horario de 35 h semanales.
Se realizan 6 guardias de 24 h en el mes, en las que no solo se realizan actividades de
guardia sino también de internado, quirófano programado, consultorios, traslados, etc.
Falta lugar de descanso para uno de los médicos.
En quirófano el instrumental es escaso y antiguo y en muchas oportunidades falta personal
de instrumentación.
Debido a que las guardias de anestesia e instrumentadores son pasivas, hay demoras en el
armado de equipo quirúrgico de urgencias.
Quirófano 2 inoperante por falta de personal en cirugías simultáneas. 
Imposición de protocolos y realización de prácticas sin consenso profesional ni acuerdo con
la normativa vigente.
FARMACIA:
Falta de recursos humanos, tras la normalización del servicio de transporte se van 2 agentes.
Falta de medicamentos y de insumos médicos del programa procordia (dbt) como así
también de radiología y ecografía.
No funciona la central de esterilización, solo se cuenta con calor seco. Esta labor es realizada
solo por dos agentes (el resto está tercerizado).
El lavadero no funciona; se lleva todo a lavar a Despeñaderos.
TRAUMATOLOGÍA:
Los implantes demoran en promedio 30 días, lo que retrasa significativamente los tiempos
de cirugía.
No hay sábanas en el servicio, los pacientes tienen que traerlas.
No hay soporte informático los fines de semana o feriados.
ENFERMERÍA:
Falta de personal de enfermería en todos los Servicios del Hospital, lo que lleva a una
sobrecarga física y emocional. Este agotamiento muchas veces tiene como consecuencia el
pedido de carpeta médica.
En algunos casos, se observan situaciones de violencia, que afectan en el plano institucional
y personal. En lo personal los enfermeros consideran que tener participación gremial está mal
visto. Se los coloca en el dilema de expresarse o no para no enojar, molestar a los jefes con
consecuencias indeseables como rotación de horarios, de servicios, no acceder a francos
pedidos y hasta la suspensión de contratos o monotributos. No se puede asistir a las asambleas
porque no hay quien reemplace. En el plano institucional no se respetan los procedimientos
administrativos establecidos, por ejemplo: no firmar el recibido en una nota, arreglos verbales
frente al pedido de un franco o justificación de inasistencia. Existe en el Illía un procedimiento
especial para la justificación de inasistencias por lo cual nunca se otorgan y tampoco queda
constancia del pedido. Los pedidos se realizan de manera verbal, al igual que las respuestas (no
se utiliza EDI). Otras veces, la comunicación de si otorga o no el permiso, se realiza a través de
un llamado telefónico dos o tres horas antes del turno (si es turno mañana la noche anterior).
Esto trae como consecuencia para el personal que no se pueda comprometer para hacer tramites
personales en lugares en los que no se puede elegir fechas ni horarios y la respuesta suele ser
sacar carpeta médica.
GUARDIA:
Falta de personal. Es una entidad multifuncional que cubre muchas áreas del nosocomio con
mismo personal actualmente reducido a menos de la mitad. 
Nueva área COVID: sector distanciado de la guardia central, a cubrir con el mismo personal
de guardia, ya reducido por las multifunciones asignadas. Esta necesita de tres médicos como
mínimo para la atención a demanda. Evolución de pacientes internados de manera transitoria,
ya que el personal de clínica médica no lo realiza.
Traslados con personal no idóneo (choferes en lugar de paramédicos) y sin personal de
enfermería que acompañe debido a la escasez. Uso indiscriminado del personal de guardia para
traslados sin complejidad.
Falta de personal para cubrir licencias, actualmente obligatorias por decreto, lo que agudiza
aún más el faltante.
Cargos perdidos: más de 10 cargos se perdieron durante los últimos 10 años.
El laboratorio no responde a la urgencia, tal vez por la misma razón que se describe: son
personal único después de las 21 h.
No hay sábanas.
En el Shock Room debería reorganizarse el espacio.
En camas frías se debería mejorar la privacidad del paciente, ya que se encuentran
separados solo por cortinas y ante maniobras o estudios invasivos se siente todo lo que le sucede
al paciente de la cama contigua.
Formación profesional: dificultad para capacitación continua debido a que la escasez de
personal impide ausentarse del servicio para participar de instancias de capacitación.
Falta de jefatura del servicio: se encuentra a cargo de Dirección cuando debería estar a
cargo de un profesional que ocupe la jefatura por concurso o antecedentes y respetando el
organigrama.
Falta de personal administrativo.
SERVICIO SOCIAL:
Son cuatro profesionales de planta permanente, una de ellas en pase en comisión y otra de
la Ley 7233. Todas ellas comparten un mismo consultorio, prestado por el Servicio de Salud
mental, no respetando medidas de distanciamiento ni de ventilación a la hora del ingreso de
pacientes.
Falta un administrativo, por lo que los profesionales se ven obligados a realizar el trabajo
administrativo.
Directivas de realizar colaboración con servicio de infectología con tareas administrativas,
en contra de sus incumbencias.
Falta de respuestas a nivel provincial para derivar pacientes para la realización de prácticas
extrahospitalarias e interconsultas.
JUNTA DE DISCAPACIDAD:
Se encuentra compuesta por un médico, una psicóloga y una trabajadora social. Funciona
lunes y jueves. Los días lunes lo hace un médico de otro hospital de manera virtual. Los jueves
un médico perteneciente a la guardia y un psicólogo del Hospital Preventivo San Roque.
Los profesionales de Trabajo Social y Psicología son personal único.
Se realizan entrevistas por videollamada sin contar con el equipamiento necesario, por lo
que los profesionales deben utilizar sus teléfonos personales. 
El espacio físico es reducido dada la cantidad de personas que tienen que participar en cada
entrevista.
SALUD MENTAL
Cuenta actualmente con una psicopedagoga, tres psiquiatras y cuatro psicólogas. De estos
profesionales cuatro son de planta permanente, un monotributista y el resto contratados.
Desde el año 2013 se han perdido seis cargos por jubilaciones sin que sean reemplazados.
Las dos fonoaudiólogas que cumplían funciones en salud mental fueron reubicadas en el
Servicio de Rehabilitación que fue creado en el mes de septiembre, sin que funcione aun.
La mitad de los cargos de Psicología pertenecen a la Ley 7233 lo cual implica una inequidad
en los derechos laborales.
En septiembre de este año quedó vacante el cargo de jefatura del servicio, que debía ser
concursado o asumido por antecedentes y que hasta el día de la fecha está siendo ocupado por
la Directora del Hospital.
ANESTESIOLOGÍA:
El Servicio de Anestesiología cuanta con regulaciones especiales que si no se cumplen, no
permiten el funcionamiento. Sin embargo, sería de gran ayuda una bomba de infusión o una base
primea.
Actualmente solo se puede operar en un quirófano, ya que la falta de personal impide la
utilización de los dos quirófanos en simultáneo. Si se deseara habilitar el Quirófano 2 de manera
permanente, se debería contar con el doble de personal.
NEONATOLOGÍA:
Se necesita personal de enfermería especializado para el manejo de unidades que no están
funcionando en su totalidad. De las seis unidades existentes, solo cuatro están en uso.
CLÍNICA MÉDICA:
Falta de médicos clínicos para ocupar la jefatura por concurso o por antecedentes. Falta de
especialistas para cubrir la atención de consultorios externos y del internado.
En los últimos años, además, se han perdido las siguientes especialidades:
Gastroenterología, Oftalmología, ORL, Neumonología y Anatomía Patológica, por mencionar
algunas.
Los informes de situación han sido presentados a Dirección en distintas oportunidades,
algunas de ellas de manera verbal. Ninguno ha recibido respuesta y tampoco se han vehiculizado
los medios para generar una mesa de diálogo para tratar las cuestiones antes descriptas. 
Desde marzo no se han vuelto a realizar reuniones de jefaturas de servicio lo cual redunda
en la falta de comunicación entre estos.
Rechazamos el modo con que esta Dirección se ha dirigido al personal de salud, en los
casos en que se le notificó sobre situaciones de violencia laboral.
Apelamos a una urgente apertura del diálogo y a una pronta resolución de los problemas
descriptos.
Por todo lo expuesto, solicitamos a usted nos conceda a la brevedad una entrevista sea de
forma presencial o remota garantizando las medidas sanitarias dispuestas por los protocolos
vigentes.

Sobre el tema, los ediles manifestaron que se debatirá en cada bloque y además se elevará esta nota al Ejecutivo,  pero cuando se presentó la problemática en el recinto, tomó la palabra la concejal Lucía Allende de Alta Gracia Crece, quien dijo que estaba en manos del Ejecutivo municipal solucionar o atenuar un poco la complicada situación del nosocomio.

"El Ejecutivo municipal no solo debe sacarse la foto con los funcionarios provinciales, sino gestionar y reclamar. Hay que solucionar la situación del hospital que cada vez es más preocupante, sobre todo teniendo en cuenta que gran cantidad de vecinos de nuestra ciudad se atienden en el hospital", dijo entre otras cosas. 

"Solicitamos esa gestión para que de una vez por todas haya respuestas concretas", cerró la edil. 

Escuchá su declaración sobre este tema en el siguiente video grabado por Mi Valle en vivo durante la sesión: 

Te puede interesar

Lo más visto

Boletín de noticias