Mi Valle Mi Valle

Últimas noticias

Ojo...no es lo que parece

Editorial 21 de diciembre de 2020

Una de las primeras reglas de las estrategias políticas pareciera estar basada en el proverbio árabe que dice: “El enemigo de mi enemigo es mi amigo”.

Lo que la realidad muestra, y para ello no hace falta ser un avezado de la política, es que el peronismo cordobés nunca comulgó (y hasta dice no comulgar) con el denominado Kirchnerismo y el actual gobierno de Alberto y Cristina.

Sólo cabe recordar como en la última campaña presidencial, Schiaretti, presidente del partido local, se había declarado prescindente de las elecciones para elegir al primer mandatario argentino, donde el PJ nacional llevaba a Fernández / Fernández como presidente y vice respectivamente.

Hasta dio libertad de acción al peronismo de la provincia para votar el candidato que le pareciera. E incluso se repartieron por correo los votos de sus candidatos a Diputados Nacionales, junto a las boletas de Macri para su reelección, entre otras.

Ante ello, lo que la coherencia indicaría es que Juan y Cristina no tienen afinidad política para establecer acciones conjuntas ante semejante grieta ideológica.

Pero...como en la política nada es lo que parece, está sucediendo todo lo contrario.

En Córdoba, los operadores de Cristina y Máximo, la legisladora nacional Gabriela Estévez y su coequiper Martin Gill, Secretario de Obras Públicas de la Nación, han sido bendecidos para captar intendentes cordobeses filo-schiaretistas. Contingentes de mandatarios municipales de Hacemos por Córdoba viajan semanalmente a los despachos nacionales, trayendo titulares y fotos periodísticas, pero también algunas soluciones y recursos para sus gestiones locales.

Claro, lo primero que uno afirmaría es: si es para la gente está bien, y...sí ...estaría bien. Pero cuando la limosna es grande hasta el santo desconfía, dice otro refrán.

La realidad es que objetivo final del Gringo y la Doctora es que los referentes del Albertismo en Córdoba, donde Caserio es el líder del sector, no hagan pie en el distrito cordobés. Es el interés común de ambos con vista al 2021, donde se renuevan legisladores nacionales, y para lo cual es imprescindible que los alineados al presidente lleguen lo más esmerilados posibles a esa instancia. De este modo serán las únicas lapiceras, la de Juan y Cristina, las que podrán poner los nombres en las listas del peronismo de Córdoba el próximo año.

No estamos diciendo nada nuevo en el manejo del equilibrio (perversidad) del poder. No obstante siempre es bueno explicitarlo, ponerlo sobre la mesa. Porque lo importante es que unos hablan de modelo nacional y popular y otros de cordobesismo, pero cuando de intereses se trata, los amigos de antes, pasan a ser los enemigos de ahora, y viceversa.
 
Ojo...no es lo que parece.

Te puede interesar

multimedia.normal.bfd54891e2061526.4d6172696f2070657265797261207920536368696172657474695f6e6f726d616c2e6a706567

Schiaretti despidió a Mario Pereyra

Política 01 de noviembre de 2020

El mandatario provincial escribió en sus redes sociales. Además, varios dirigentes de Córdoba y de todo el país se expresaron tras confirmarse la noticia.

Lo más visto

Boletín de noticias