Mi Valle Mi Valle

Últimas noticias

Vacuna rusa: el Gobierno habló de 600 mil dosis y ahora aclara que son sólo 300 mil en diciembre

Fue otra de las imprecisiones de los anuncios que luego tuvo que ser aclarada por fuentes oficiales. La segunda dosis para los 300 mil vacunados se haría con el nuevo lote de enero.

Nacionales 19 de diciembre de 2020

No son 600.000 las dosis de la vacuna rusa contra el coronavirus que llegarán a la Argentina el 24 de diciembre. Son 300.000. Una fuente oficial llamó para aclarar la cuestión cuando Clarín tenía online una nota con la cifra más alta. “¿O sea que van a vacunar solo a 150.000 personas en la primera tanda?”, preguntó este medio. “No. Vamos a vacunar a 300.000. En enero llegan 5 millones de dosis más, así que la segunda dosis, 21 días después, está garantizada”.

Tanto el Presidente de la Nación, Alberto Fernández, como el ministro de Salud, Ginés González García, habían asegurado hace solo una semana (en la conferencia de prensa del 10 de diciembre) que llegarán 600.000 dosis de la vacuna rusa antes de que termine el año.

En la conferencia de prensa del 10 de diciembre, el Presidente, que se corrigió sobre la marcha, afirmó: “Vamos a tener una primera remesa de 300.000... de 600.000 dosis para vacunar a 300.000 personas antes de fin de año. Alrededor de enero tendremos las dosis para vacunar a 5 millones de personas, y en febrero se completará para alcanzar la vacunación de 10 millones de personas”. Ese día, el ministro de Salud tuiteó lo de las 600.000 dosis.

Durante varios días (e incluso este viernes), los medios enloquecieron intentando interpretar el asunto de la fecha, lo que derivó en especulaciones políticas de todos los colores, incluyendo cierta tensión entre el primer mandatario y su ministro.

​​La novedad este viernes es que la otra parte de lo dicho el 10 de diciembre también se comunicó mal. No llegarán 600.000 dosis sino 300.000. Es decir, solo la dosis o componente 1 de la vacuna rusa, que involucra dos ampollas. En otras palabras, llegará media vacuna para 300.000 personas.

Y también se puede revisar las noticias publicadas en los sitios oficiales de Argentina y Rusia: las de argentina.gob.ar y aquellas que tiene online la agencia SputnikNews del gobierno ruso. Siempre se habla de 600.000 dosis.

Consultados por este tema, desde el Gobierno explicaron que “siempre se habló de vacunar a 300.000 personas, cosa que se hará”, y remarcaron que “no será un problema porque las segundas dosis llegarán a tiempo, en enero”.

Detallaron también que la fecha exacta de comienzo de la campaña de vacunación se definirá el miércoles 23 de diciembre en la reunión que mantendrá la Comisión Nacional de Inmunizaciones (CoNaIn), un día antes de que supuestamente arribe la primera tanda de vacunas.

Además, explicaron: “¿Qué sentido tendría vacunar solamente a 150.000 personas y dejar durmiendo en las heladeras 150.000 dosis más, si luego llegará el resto?”

La frase tiene sentido, pero omite dos cuestiones: por un lado, fueron las autoridades nacionales las que pusieron en el horizonte el número 600.000. La segunda, que a diferencia de las que desarrollan otros laboratorios, las dosis 1 y 2 no son idénticas en el caso específico de la SputnikV. Una no reemplaza a la otra. Y por eso en las fotos difundidas, una ampolla tiene capuchón rojo y la otra, azul.

¿Da igual aplicarse una vacuna sabiendo que recibir ambas dosis es central para alcanzar una inmunidad exitosa contra el Covid, pero la segunda ampolla está a 13.400 kilómetros de distancia? 

Cualquier adulto con chicos conoce vacunas que se administran en más de una dosis (las antimeningocócicas, la que previene el HPV...). Se sabe que aplicarle la primera inyección al chico está lejos de garantizar que, más adelante (uno, tres o seis meses después, según el fármaco), vayan a estar disponibles las dosis subsiguientes. La vacuna no queda “reservada” para nadie. Uno confía en el sistema. 

Las partidas van reponiendo los muchos vacunatorios. Las distribuye el Ministerio de Salud, a medida que las producen los laboratorios nacionales o, según el caso, cuando entran al país, facilitadas por el Fondo Rotatorio de la OPS-OMS, una suerte de "vaquita" que stockea a nivel regional, similar al tan mencionado ahora Fondo COVAX.

Salvo en situaciones como el déficit de distribución de 2018 -situación por la que el ex secretario de Salud, Adolfo Rubinstein, recibió infinidad de críticas- no es tan común que falten vacunas acá. Argentina es uno de los países con el esquema de vacunación más completo de la región, salvo situaciones excepcionales, como un brote epidémico que desestabilice el sistema de oferta en vacunatorios públicos y privados.

Fuente: Clarín

Te puede interesar

129368-whatsapp-20image-202020-12-25-20at-2019-47-10

La vacuna Sputnik V no produce reacciones adversas en mayores de 60

Nacionales 26 de diciembre de 2020

En los próximos días, el Centro de Epidemiología y Microbiología va a informar que el resultado de los ensayos clínicos indica que, luego de la aplicación de las dosis, no se hallaron efectos colaterales. Asimismo, aseguró que la inoculación protege contra la nueva variante de la Covid-19, detectada en el Reino Unido.

Lo más visto

Boletín de noticias