Mi Valle Mi Valle

Últimas noticias

Volver a la escuela: el semáforo epidemiológico permitiría alguna actividad

En las últimas dos semanas, el riesgo en Córdoba pasó de alto a moderado, según el criterio nacional. No se podrían habilitar clases presenciales, pero sí determinadas tareas no escolares, con protocolos.

Provinciales 09 de noviembre de 2020
WhatsApp Image 2020-11-09 at 07.58.17 (1)
Volver a la escuela: el semáforo epidemiológico permitiría alguna actividad

Un mes después de que el Consejo Federal de Educación (CFE) aprobara el “semáforo epidemiológico”, con una serie de indicadores objetivos que marcan la posibilidad de que una provincia decida habilitar o no el regreso a las clases en las semanas que le quedan al ciclo lectivo 2020, Córdoba estaría en condiciones de dar luz verde a alguna actividad presencial, como lo hizo la Ciudad Autónoma de Buenos Aires.

Pero no podría retornar a las clases al modo previo a la pandemia.

Dos semanas atrás, el semáforo prohibía a Córdoba la vuelta a algún tipo de presencialidad, más allá de que las autoridades ya habían expresado la decisión política de no impulsar el regreso, por riesgo sanitario.

Hoy, algunos índices epidemiológicos han mejorado, lo que ubica a Córdoba en un nivel de riesgo medio. En otras palabras, podría habilitar algunas limitadas actividades.

El anexo de la resolución 370 del CFE establece tres indicadores para el retorno a la actividad presencial: el nivel de transmisión del virus, la razón de los casos nuevos registrados en las últimas dos semanas en relación a las dos semanas previas, y el porcentaje de ocupación de camas de cuidados intensivos.

De esta manera, el nivel de riesgo es bajo cuando en la zona no hay casos o éstos son importados; cuando el factor de reproducción (RO) está en descenso y se ubica por debajo de 0,81 y si las camas no superan el 60% de ocupación.

El riesgo es medio cuando hay transmisión local por conglomerados, si hay brotes controlados o son esporádicos los casos en la zona; el RO está estable entre 0,81 y 1,10 y las camas registran entre el 60% y 80% de ocupación.

Y es alto cuando hay transmisión comunitaria sostenida; cuando el factor de reproducción va en aumento (RO superior al 1,11) y las camas de terapia ocupadas por arriba del 80%.

Según lo aprobado por el CFE el nivel de riesgo es bajo cuando los tres indicadores están en verde o hay dos verdes y uno amarillo. Es medio cuando los tres indicadores son amarillos; dos amarillos y uno verde; dos verdes y uno rojo, o uno verde, uno amarillo y uno rojo. Y el riesgo es alto cuando se tienen dos o tres indicadores rojos o dos amarillos y uno rojo.

Según esos criterios, hoy el riesgo sería moderado en la provincia de Córdoba ya que aunque el nivel de transmisión continúa alto (en rojo), los otros dos indicadores muestran por estos días riesgo bajo (en verde).

Córdoba cerró la semana pasada con un índice en la evolución de la cantidad de casos de 0,68 (el índice se obtiene al sumar los nuevos contagios entre el 25 de octubre y el 7 de noviembre -16.694- y dividirlos por la suma de nuevos contagios de las dos semanas anteriores, entre el 11 y el 24 de octubre -24.232-).

Es decir que, en promedio, la cantidad de contagios en las últimas dos semanas se redujo más de un 30% en relación a las dos precedentes.

El otro indicador de riesgo bajo es que la ocupación de camas de terapia intensiva bajó, al sumarse más unidades disponibles: por caso, el sábado último se redujo al 56,2% .

Qué se podría hacer

Con dos indicadores de riesgo en verde y uno en rojo, el Consejo Federal no habilita las clases presenciales. Pero en ese escenario de mediano riesgo, las autoridades provinciales podrían evaluar la habilitación de actividades como las que ya se realizan en la Capital Federal.

Se podrían organizar actividades educativas no escolares (artísticas, deportivas, recreativas, de apoyo escolar) destinadas a grupos de no más de diez personas, y preferentemente al aire libre. También, poner en funcionamiento las escuelas con presencia de equipos directivos y docentes y de no docentes, cuya asistencia no requiera traslados interurbanos, para actividades administrativas, de distribución de materiales y de orientación e intercambio con familias y estudiantes. También, organizar actividades presenciales de cierre del año lectivo para alumnos del último año de los niveles primario, secundario y superior.

Respuesta oficial

Consultados sobre los pasos a seguir, voceros del Ministerio de Educación de la Provincia indicaron que por ahora “no hay análisis de perspectivas” respecto de cambios en el criterio de presencialidad.

“El COE no estipuló ninguna flexibilización más”, apuntaron desde la cartera que dirige Walter Grahovac. Informaron, además, que “en virtud de los últimos registros e informes”, sigue siendo alto “el contagio, además de la ocupación de camas críticas”. Desde Educación se ha venido planteado que las decisiones en este rubro dependen de las evaluaciones que realiza el Ministerio de Salud.

Hace una semana. Siete días atrás, funcionarios de Educación informaron a directores de escuelas en Córdoba que se continuaba en situación de alto riesgo (rojo), y que por lo tanto “no era viable” realizar aún actividades en el ámbito escolar.

Colegios católicos piden “plan de retorno”

El Consejo Católico para la Educación de Córdoba solicitó evaluar el retorno a algún tipo de presencialidad, con la atención que requiera la situación sanitaria.

Monseñor Vicente Zappia, presidente del ente que nuclea a los colegios católicos de Córdoba, indicó que desde el inicio de la pandemia acompañaron las medidas adoptadas por el Ministerio de Educación. Pero acotó que siete meses después “se han tornado insuficientes y no responden a las actuales necesidades de los niños y de sus familias”.

“Las actividades virtuales, que se han sostenido con mucho esfuerzo, nunca pueden reemplazar el encuentro educativo presencial. Es necesario recuperar la vinculación con los estudiantes que han tenido más dificultades y, luego, dar la oportunidad a todos de un reencuentro. Las escuelas no sólo enseñan contenidos, atienden las necesidades integrales de la formación de niños y jóvenes”, planteó Zappia. Sugirió que en una primera etapa la concurrencia sea voluntaria y se realice una evaluación integral de la situación sanitaria y social atendiendo “a criterios de equidad que reflejen adecuadamente las prioridades de la sociedad”.

“Desconcierta que actividades similares a escolares sean autorizadas en el ámbito particular. Hace tiempo que se puede acceder a academias, escuelas deportivas, atención psicopedagógica particular. Pero la atención escolar en similares condiciones materiales (lugares y límite de alumnos) está vedada”, opinó el sacerdote.

“Se puede constatar después de tantos meses que a niños y jóvenes se les dificulta mucho el aislamiento. La escuela puede ser un ámbito más seguro de encuentro que las calles o las plazas y puede enseñarles hábitos de cuidado y de prevención”, concluyó.

Por su parte, la Cámara de Colegios Privados de Córdoba (Cacpric) solicitó a la Provincia el regreso cuidado a las aulas para dar contención emocional y psicosocial a los alumnos. Marcaron “el malestar en los estudiantes, especialmente en quienes finalizan una etapa, por lo que solicitamos hacer uso de los espacios abiertos para realizar actividades que permitan reencontrarse y fortalecer vínculos”, indicaron. Solicitaron, además, que se evalúe la realización con protocolos de los actos académicos en los colegios.

Por Mariana Otero para La Voz

Te puede interesar

Lo más visto

IMG_0842

"El policía en general no está capacitado para afrontar una situación de combate, ni está preparado psicológicamente para eso"

Policiales 03 de noviembre de 2020

Habla sobre los pro y los contra del nuevo protocolo el abogado e instructor nacional de tiro, el altagraciense Andrés Paladino. Se refiere al "desarme" de la Policía, a la falta de instrucción que tienen los efectivos y hasta del miedo que le tienen muchos de ellos a las armas. "A la Policía no hay que desarmarla, hay que capacitarla", manifiesta.

Boletín de noticias