Mi Valle Mi Valle

ADMA rescató otro animal maltratado: una perrita desnutrida, atada y sin agua

"En cada caso, cada uno de los voluntarios, hogares, colaboradores, profesionales que somos parte de ADMA hacemos nuestro mejor esfuerzo y eso sumado a la mirada agradecida de cada ser recuperado, es nuestra mayor recompensa", manifestó Carolina Romagnoli, titular de la fundación.

Sociedad 25 de junio de 2020
perrita
ADMA rescató otro animal maltratado: una perrita desnutrida, atada y sin agua

Hoy una perrita de Alta Gracia tuvo su segunda oportunidad. Fue rescatada por Fundación ADMA de su casa donde la tenían atada, desnutrida y sin agua.

El caso llegó a la institución por una vecina, que alertada por la situación, consultó cómo hacer la denuncia.

"Y allí comenzó la nueva vida de esta hermosa perra. Trabajamos de manera conjunta con la Unidad Judicial,  que es donde se deben realizar las denuncias por maltrato animal", relata Carlina Romagnoli, titular de ADMA. 

En el posteo, que rápidamente se hizo viral, las voluntarias cuentan "El día de hoy rescatamos a esta dulce perrita junto con Unidad Judicial y una orden de allanamiento. Presenta una desnutrición grave, atada a una cadena de un metro a punto fijo y sin disponibilidad de agua. Gracias al compromiso de quien denuncia, el trabajo conjunto de Unidad Judicial, la Brigada de Investigaciones y la Fundación ADMA, hoy ella esta con nosotros y tiene una segunda oportunidad. Denunciar el maltrato animal es tarea de todos, tus acciones hacen la diferencia 🐾".

En relación al proceso, Romagnoli explicó: "siempre sugerimos al denunciante que aporte la mayor cantidad de pruebas posibles para que la Justicia pueda actuar acorde a las circunstancias y gravedad del caso. Un voluntario generalmente verifica el estado del animal y con el número de denuncia desde la Fundación hacemos el seguimiento de la misma tratando de que la Unidad Judicial pueda dar respuesta, ya que si no hay donde ubicar al animal maltratado es difícil que liberen el acta de allanamiento correspondiente" .

"Desde el momento que tomamos conocimiento del caso, comienza el procedimiento que corresponde. En ADMA nos ocupamos de buscar el hogar de tránsito que pueda alojar al animal que es víctima de maltrato, ya que debe reunir determinadas características; y sobre todo conocimiento de lo que implica recuperar un animal víctima de maltrato. Muchas veces son los hogares de voluntarios los que primero abrigan a estos animales, ya que debemos conocerlos y muy lentamente hacer que pierdan el miedo". agrega.  

La Fundación se encarga de los gastos veterinarios y alimentación, además de la responsabilidad de ser depositarios judiciales de los animales. Cuando la justicia, junto a la Brigada de Investigaciones de la Policía de la provincia de Córdoba libran la orden de allanamiento, solicitan su colaboración para realizar el rescate del animal; el veterinario realiza el informe correspondiente certificando el maltrato, el cual se adjunta a la denuncia y la justicia sigue su curso.

"Para los voluntarios y el animal rescatado continúa  el desafío de la recuperación... es un proceso muy largo, donde intervenimos muchísimas personas. El esfuerzo, cansancio y demás se ve recompensado en los ojos de cada animal rescatado, a veces es frustrante no llegar a tiempo. En cada caso, cada uno de los voluntarios, hogares, colaboradores, profesionales que somos parte de ADMA hacemos nuestro mejor esfuerzo y eso sumado a la mirada agradecida de cada ser recuperado es nuestra mayor recompensa", finalizó la titular de la fundación.

Te puede interesar

Lo más visto

Boletín de noticias