Mi Valle Mi Valle

Por qué el 21 de junio se celebra el Día Internacional del Yoga

Así lo establece la Resolución 69/131 de la ONU, que promueve "estilos de vida individuales que no incluyan excesos de ningún tipo" y que "las personas adopten modos de vida que propicien la buena salud".

Actualidad 21 de junio de 2020
WhatsApp Image 2020-06-21 at 09.16.31
Por qué el 21 de junio se celebra el Día Internacional del Yoga

El 21 de junio se celebra el Día Internacional del Yoga por la Resolución 69/131 aprobada por la Asamblea General de la ONU el 11 de diciembre de 2014, que promueve que “las personas y las poblaciones adopten decisiones más saludables y modos de vida que propicien la buena salud”.

La norma de la ONU remarcó el yoga ofrece un enfoque holístico de la salud y el bienestar y exhorta a los países y a organizaciones de la sociedad civil, las no gubernamentales y a los particulares a “difundir más ampliamente la información relativa a las ventajas que entraña practicar el yoga sería beneficioso para la salud de la población mundial”.

Con esta medida, la ONU instó a la población a adoptar “estilos de vida individuales que no incluyan excesos de ningún tipo” y recordó que “la salud mundial es un objetivo de desarrollo a largo plazo que exige una cooperación internacional más estrecha mediante el intercambio de las mejores prácticas” como el Yoga.

¿Qué es el Yoga?
El yoga es una práctica física, mental y espiritual de tradición antigua, que se originó en la India. La palabra “yoga” proviene del sánscrito y significa “Unidad” porque simboliza la unión del cuerpo y la mente.

En la actualidad, se practican varias formas de yoga y su éxito y el número de seguidores es cada vez mayor en todo el mundo. La celebración el 21 de junio del Día Internacional del Yoga sirve para concientizar a la población sobre los beneficios de practicarla.

En este marco, la profesora internacional de Yoga y Meditación, Lola Castillo, brindará el domingo a las 11 una clase online para todos los niveles desde su cuenta de Instagram. “Mi deseo es poder compartir la forma en que vivo, todo lo que aprendí. Mis clases no tienen niveles ni géneros y todos pueden practicarlas para sentirse bien. Cada clase es intuitiva y la combinación es única: movimiento, sonido, respiraciones sanadoras, meditación y un poco de lo que el universo nos muestre ese día”, expresó la maestra.

Te puede interesar

Lo más visto

Boletín de noticias