Liberaron a la pareja que enterró a su hija para tener sexo en la playa: "No hubo abandono", dijo el fiscal

Judiciales 06 de febrero de 2020
"Que una mamá entierre a su hija hasta el cuello no configura un delito, pero sí se lo considera resistirse a la autoridad y, por eso, fueron detenidas. Más allá de lo aberrante y reprochable, no se le puede imputar estos delitos a la madre", argumentó el fiscal a cargo del caso, Gastón de Marco.
WhatsApp Image 2020-02-06 at 10.36.40
Liberaron a la pareja que enterró a su hija para tener sexo en la playa: "No hubo abandono", dijo el fiscal

La mujer que enterró a su hija de dos años en la arena para tener sexo en una playa del balneario bonaerense de Santa Clara del Mar, fue liberada junto a su pareja por la policía local, mientras la niña permanece en guarda judicial a la espera de que la reciba un familiar directo.

El martes, una mujer identificada como Luciana Margarita Oyola Luyando, de nacionalidad peruana y residente en Capital Federal, quien estaba de vacaciones con su pareja Rodrigo Damián Pujolle, enterró a su hija para meterse al mar.

Pese a que el subcomisario de Santa Clara del Mar, Nicolás Manno, sostuvo que encontraron a la menor "con una insolación y con hambre", la Justicia decidió liberar a los mayores que la tenían a cargo porque "no hubo abandono".

"Que una mamá entierre a su hija hasta el cuello no configura un delito, pero sí se lo considera resistirse a la autoridad y, por eso, fueron detenidas. Más allá de lo aberrante y reprochable, no se le puede imputar estos delitos a la madre", argumentó el fiscal a cargo del caso, Gastón de Marco.

El caso
La pareja estaba en una de las playas más concurridas del balneario, ubicada en Luarca y la Costanera, cuando un turista le advirtió a un efectivo policial que había visto enterrada en la arena, a la altura del cuello, a una niña que lloraba y gritaba.

Los efectivos se acercaron a la menor para sacarla de la arena y aprehendió a la pareja, que en ese momento salía del mar. Los policías encontraron en poder de la pareja 200 pastillas de Rivotril, una botella de "poper", dos cigarrillos de marihuana, un envoltorio y una pastilla de éxtasis.

En el caso interviene el servicio de Menores y el Juzgado de Familia Nº 6 de Mar del Plata, quienes dispusieron una medida de abrigo para la menor hasta que otro familiar se haga cargo.

Fuente: La Nación

Boletín de noticias